Vigilar la SGAE, reformar el INAEM y la nueva ley del deporte, prioridades de Guirao

Vigilar la SGAE, reformar el INAEM y la nueva ley del deporte, prioridades de Guirao

«La ley de mecenazgo no depende sólo de Cultura», advierte el ministro en su primera comparecencia en el Congreso | Respalda al Prado sin comprometer cifras ni fechas para su ampliación y pasa de puntillas por el futuro la colección de Carmen Thyssen

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

«La reciente crisis de la SGAE es un motivo de muy seria preocupación». Lo dijo el Ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, en su primera comparecencia en la comisión correspondiente del Congreso, en la que declaró prioritaria la reforma del INAEM, anunció una nueva Ley del Deporte -fue su primera medida en un guiño al deporte- y aseguró que la promulgación de la ansiada ley de mecenazgo «no depende solo de Cultura». Pidió y agradeció el consenso, apostó por la igualdad, la plena accesibildad y la descentralización en la cultura al plantear una hoja de ruta sin compromisos de gran calado y en la que pasó de puntillas por el futuro de la colección de Carmen Thysen, del Teatro Real, y del bicentenario del Prado, al que respaldará sin comprometer fechas ni cifras.

«En el todos queremos más y en el que se hará lo que se pueda nos vamos a encontrar», dijo el ministro a los grupos parlamentarios que le recibieron con cordialidad y ante los que defendió su idea de «una cultura ni uniforme ni tópica ni excluyente». «Seré respetuoso con todas las administraciones autonómicas», adelantó. Para Guirao la cultura es «un sector pujante, de creciente potencial social e importancia económica en el que los símbolos son decisivos y en el que hay que conjugar el sentido práctico con las prácticas del sentido común». «La cultura es el alma de una nación y tiene sobre ella la obligación de cuidarla, enriquecerla y hacer que llegue a todos los ciudadanos», agregó. Recordó que la cultura «aporta, un 2,4 al PIB y el deporte el 1%» y que «los asuntos de competencia de este ministerio suman el 3,4 de la riqueza nacional y el 4,2 del empleo».

«La reciente crisis vivida en la SGAE es motivo de muy seria preocupación para el Ministerio, que está pendiente de su resolución y no dudará en recurrir a las medidas de tutela que le confiere la Ley Propiedad Intelctual para garantizar que cumplan con sus principios». Así lo aseguró Guirao al analizar la delicada situación de la Sociedad General de Atores y Editores. «Se está trasponiendo la directiva europea y hemos de sentar las bases de un sistema de gestión colectiva, eficaz, transparente y ejemplar, porque España no puede permitirse otra cosa», dijo.

La situación de INAEM es también una «preocupación primordial» para el ministro que paralizó la fusión de Teatro Real y el de la Zarzuela. «El INAEM es un organismo ejemplar cuya administración no está a la altura de los tiempos», dijo Guirao de Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música para anticipar que «trabajaremos en su reforma». Anunció la creación un grupo de trabajo que se constituirá el próximo martes 17 de julio y en el que tendrán voz los organizaciones sindicales, profesionales y los técnicos.

«Haremos un estudio profundo de la reforma del corsé administrativo para dotarlo de un nuevo modelo jurídico y administrativo que permita mejorar sus proyección internacional», avanzó. Recordó que las unidades de producción del INAEM tienen sede en Madrid «pero nuestra obligación es llegar a todos los rincones de nuestro territorio potenciando el sistema de giras nacionales e internacionales».

Micromecenazgo

Reconoció Guirao la necesidad de la ansiada ley de mecenazgo, pero destacó que para su promulgación «no dependemos de nosotros mismos». «Trabajaremos para constituir un grupo de trabajo coordinado con Hacienda, con presencia de Educación, Transición Ecológica y Ciencia e Innovación», señaló. «Hay que ir al micromecenazgo que hace todos participen», dijo sin comprometer plazos para la nueva ley. «Promoveremos el mecenazgo cultural mientras avanzamos en ese proceso como instrumento para la participación ciudadana, y no solo como instrumento de financiación de la cultura, porque no debemos olvidar que el mecenazgo no son solo las grandes operaciones de las grandes instituciones», planteó.

Llevar los tesoros del Museo del Prado «a todo el territorio» es otro de los objetivos del ministro en el año del bicentenario de la pinacoteca «que está en Madrid pero es de todos». Su gran desafío es su ampliación en el Salón de Reinos según el proyecto de Norman Foster. «No se les ocultan las dificultades financieras, pero es el gran proyecto que queremos desarrollar y que completaría un ciclo iniciado hace dos décadas de ampliación mejora y sostenibilidad del museo», aseguró. «Hubo concurso y adjudicaciones y a finales de año tendremos un proyecto de ejecución», dijo elogiando que el Prado haya desarrollado «una gran capacidad de generar recursos propios en un colaboración honesta con la iniciativa privada». Algo que también hacen el el Teatro Real y el Thyssen. No habló del futuro de la colección que Carmen Thyssen tiene cedida al Estado.

«Menos recursos en la inversión y sí en la difusión» necesita el Reina Sofía a juicio de Guirao, que ve en el museo que dirigió «el centro del sistema español del arte contemporáneo». Su gran reto es «fomentar su necesaria cooperación con todos los centros y su papel como facilitador del talento de los jóvenes».

Celebró Guirao haber accedido al ministerio con una bajada del IVA del cine del 21 a 10% que agradeció a la cámara. «Es una magnífica oportunidad para decirle a la gente que esto se mueve, que queremos que vuelva al cine», dijo. Pero recordó que hay más medidas sobre procesos de producción, como la tramitación de «una nueva orden» ministerial para las ayudas previstas en la Ley de Cine. «Su convocatoria está prevista de manera inmediata» dijo de nuevo sin concretar fechas.

Fotos

Vídeos