La semifinal de 'Masterchef 7', en manos de 30 falleros de Valencia

30 falleros probarán los cuatro platos que cocinarán los aspirantes de 'Masterchef 7' en la semifinal del concurso./TVE
30 falleros probarán los cuatro platos que cocinarán los aspirantes de 'Masterchef 7' en la semifinal del concurso. / TVE

El concurso de TVE celebra en un lujoso restaurante de la capital su prueba de exteriores de esta semana

REDACCIÓN

'Masterchef 7' llega a Valencia en uno de los momentos más decisivos del concurso. Aleix, Carlos, Aitana, Valentín y Teresa buscarán salvarse de la semifinal y acceder a la final del concurso. Para ello, Valencia se presenta como plaza clave para sus aspiraciones dentro del concurso. El programa de TVE emite este martes 18 de junio la prueba que grabó en un lujoso restaurante de Valencia que abrió sus puertas hace pocos meses, allí los cinco aspirantes deberán ganarse el paladar de 30 exigentes jueces: 30 falleros de Valencia.

El programa empezará con la visita del chef Pedro Subijana (tres estrellas Michelin), que retará a los aspirantes a cocinar uno de sus platos. Por primera vez en la historia de 'MasterChef', deberán hacerlo sin ver el plato, sin probarlo y sin receta. Solamente contarán con los ingredientes necesarios y con una crítica gastronómica de Borja Matoses, miembro de la Real Academia de Gastronomía y una de las 10 personas más influyentes en la gastronomía española.

Concursantes de 'Masterchef 7' ante el jurado en un restaurante de Valencia.
Concursantes de 'Masterchef 7' ante el jurado en un restaurante de Valencia. / TVE

La segunda prueba del día, siempre en exteriores, será el punto clave de Valencia. El restaurante Àtic abre sus vistas de toda la ciudad y sus cocinas para que los aspirantes intenten elaborar un menú de tradición y usando técnicas de vanguardia. Cocinarán cuatro platos y los comensales serán 30 falleros de Valencia. Trabajarán como un solo equipo y la valoración será individual, de modo que solo los mejores evitarán la prueba de expulsión y se convertirán en los primeros finalistas.

En la prueba de eliminación se enfrentarán a su mayor miedo: la repostería. Frédéric Bau, uno de los pasteleros más brillantes y de mayor prestigio internacional, les traerá un postre complicado y prácticamente mágico, en el que el merengue levita por su ligero peso. Contarán con 90 minutos para hacerlo a la perfección. Aquel que no domine la técnica abandonará las cocinas y se quedará a las puertas de la final de la séptima edición de 'MasterChef'.