Ricardo Gómez: «Me encanta discutirlo todo»

Cuéntame'. «No tengo ninguna intención de matar a Carlitos»./D. V.
Cuéntame'. «No tengo ninguna intención de matar a Carlitos». / D. V.

«Una de las mejores cosas que tiene el ser actor es la poligamia, poder casarte con todos tus personajes»

ARANTZA FURUNDARENA

Carlitos se larga de 'Cuéntame' y se va con su tío Miguel (al que mataron los guionistas). Eso para los fans de la serie. La realidad es que Ricardo Gómez ensaya en el Teatro Español 'Rojo', duelo interpretativo entre el pintor Rothko (Juan Echanove) y su joven ayudante Ken. Fiel discípulo del sibaritismo 'echanoviano', Ricardo se forja como actor mientras busca la cuadratura del círculo a la tortilla de patata.

-¿Echanove es mejor como tío o como jefe?

- Trabajar con Juan es maravilloso y ponerme a sus órdenes, todavía más. Tenemos un lenguaje común. Nos conocemos bien, nos sabemos llevar. Lo prefiero como jefe. Esta obra es un proceso cargado de amor.

- Y eso que se llevan más de treinta años.

- Sí, a mis 24 voy a tener el privilegio de subirme a las tablas con una de las mayores figuras del teatro de nuestro país. Juan ha ejercido de maestro mío no solo en escena, también en la vida. Me ha contagiado una filosofía. En el trabajo, en el buen vivir... Y cuando las cosas no iban bien he tenido en él a un amigo y a un referente.

-Pero bueno, ¿usted es el 'heredero' de Antonio Alcántara o de Juan Echanove?

-Je, je... Ahí no me meto. Son dos cosas diferentes.

-¿No le ha desheredado Imanol Arias?

-Espero que no. Le vi hace poco. Estrenó una obra de teatro y estuvimos cenando.

-Con Echanove tampoco se debe de cenar mal.

-El otro día convocó el ensayo en su casa para enseñarme a perfeccionar la tortilla de patata. A los dos nos gusta muy cruda por dentro y con cebolla. La cebolla es innegociable.

-Rothko era un atormentado. ¿Es fácil ser su ayudante?

-Ken es una esponja y todo lo absorbe, pero cuando ve las contradicciones en las que cae su jefe levanta la voz. Yo también discuto con Echanove. Me encanta discutirlo todo, siempre y cuando los argumentos no sean un porque sí. La riqueza está en el diálogo, en el contacto con la gente, no entiendo quién puede preferir las pantallas a las personas.

-Pues sin ir más lejos, los de su generación, los 'millennials'.

-Ya, pero en eso yo soy de la vieja escuela. Me obligo a no estar todo el día pegado a una pantalla. Me gusta lo que hay fuera: la vida, las personas, una comida.

-Echanove jura que él nunca ha estado en 'Cuéntame'. ¿A usted también se le va a olvidar?

-No. Sé muy bien dónde he crecido, lo que he aprendido en 'Cuéntame'. Estoy eternamente agradecido.

-¿Ha matado ya a Carlitos?

-No tengo ninguna intención. Es mi vida y no quiero matar una parte de mí, quiero hacerla evolucionar. El vértigo es lo que nos alimenta en esta profesión.

-Por si acaso le han dejado la puerta abierta.

-Sí, Carlos en la serie no ha muerto... Está de parranda, ja, ja, ja. El personaje emprende un viaje, decide irse de casa. Se ha hecho una analogía con la decisión que he tomado.

-¿Ha sido usted un actor a un personaje pegado?

-Nunca. En 17 años interpretándolo he pasado por muchas edades y muchas fases, pero Carlos Alcántara no es Ricardo, jamás se ha apoderado de mí. Si yo le dijese que he sido un actor a un personaje pegado estaría renunciando a una de las mejores cosas que tiene esta profesión, que es la poligamia, no casarte con un solo personaje sino con todos ellos.

Más sobre 'Cuéntame'

 

Fotos

Vídeos