«El reto es que el diseño deje la endogamia y llegue a la gente»

El diseñador Xavi Calvo,  en las instalaciones de Estudio Menta. / jesús montañana
El diseñador Xavi Calvo, en las instalaciones de Estudio Menta. / jesús montañana

«La capitalidad pone a Valencia en el mapa pero no es un gran evento», asegura el diseñador Xavi CalvoDirector estratégico de Valencia WDC2022

C. VELASCOVALENCIA.

«La paella es diseño. Es un plato con más diseño que el arroz al horno», bromea Xavi Calvo, quien ayer vio cumplido un sueño profesional. A partir de hoy empieza a articular el proyecto Valencia Capital Mundial del Diseño 2022 WDC2022. Desde la asociación que promueve el desafío pretenden popularizar la creatividad: hacerla accesible y cotidiana, difundirla, vincularla a la cultura y a la ciudadanía, sacarla de los despachos... Y ser capital mundial no es una oportunidad, sino la oportunidad.

-¿Qué supone la capitalidad del diseño?

-Es un premio a las tres últimas décadas de diseño, a la labor de diseñadores, estudios y empresas de la Comunitat. Durante 30 años su trabajo ha sido discreto y fuera era admirado. El diseño valenciano no se creía el reconocimiento exterior y ahora con la capitalidad debemos creérnoslo.

-¿Es un logro del equipo de Valencia WDC2022 o un cambio de tendencia global hacia el diseño?

-En los últimos cuatro años desde las instituciones públicas valencianas ha habido una contratación profesional del diseño y los medios de comunicación se hacen eco de información relativa al sector y arrastran a los lectores, pero la capitalidad es un cambio que permitirá hacer 'comboi' respecto al diseño.

-¿Cómo va a participar la ciudadanía?

-El reto es luchar contra la endogamia y WDC2022 es el acelerador para que el diseñeo llegue a la ciudadanía. Durante la candidatura hemos sacado el diseño de los círculos profesionales, está tanto en la agenda pública como en los medios de comunicación y (bromea) hasta me reconocen en el colegio de mi hija. Del programa de WDC2022 el 20% será técnico y el 80% abierto al público.

-París, Milán y Barcelona son ciudades de diseño sin que ninguna de ellas haya sido la World Design Capital.

-No sé si han optado. Barcelona es un referente de cómo hacer las cosas y no necesita este reconocimiento, pero Valencia sí. Barcelona está en el mapa del diseño y se lo ha ganado con un sentimiento de la ciudad muy grande. El problema del diseño en Valencia, algo que también pasa en la gastronomía, es el 'meninfotisme'. Hay que luchar contra esta idiosincracia valenciana.

-¿El diseño va a poner a Valencia en el mapa?

-Sí, ya lo está haciendo. Publicaciones como 'The New York Times' o 'National Geografic' hablan del diseño en Valencia, pero WDC2022 no es un gran evento, es un proceso en el que participan una veintena de empresas privadas.

Más