Pablo Alborán hace soñar al público valenciano

Alborán, anoche. / j. monzó
Alborán, anoche. / j. monzó

El cantante malagueño despliega sus conocidos éxitos en la primera actuación en la ciudad de su gira 'Prometo'

N. CAMACHOVALENCIA.

Los nervios ya se hacían notar casi una hora antes de que el malagueño Pablo Alborán apareciera sobre el escenario de la plaza de toros de Valencia. Anoche se vivió el primero de los dos conciertos que el cantante va a dar en la capital del Turia dentro de la gira de su último disco 'Prometo'.

Largas colas, -algunos seguidores llevaban más de tres semanas haciendo haciendo turnos para ser los primeros- y mucha expectación anticipaban que el 'Todo vendido' con el que se anunciaba la actuación era real.

Más de 6.000 personas abarrotaban un caluroso coso en el que se pudo ver un variado público. Muchas fans, pero también familias, algún que otro niño y mucha señora mayor esperaban ansiosos que empezaran a sonar los primeros acordes. Los abanicos no paraban de dar aire, se coreaba '¡Pablo, Pablo!' y se hacía la ola para entretenerse.

A las 22:16 horas, un cuarto de hora más tarde de lo previsto, 'No vaya a ser' empezó a sonar. Se desató la locura. 'Pasos de cero' dio paso a 'La escalera' y a un «Valencia, quédate conmigo».

«Ya estoy aquí. Me hace mucha ilusión. Gracias por tanto cariño. Vamos a pasarlo bien», saludó a los asistentes. Alborán sabe conquistar y mover las caderas. Enamoró al público desde el primer momento.

Luego llegaron 'Donde está el amor', 'Recuérdame' y 'Quien', que se convirtieron en toda una carta de amor. Los fans del artista se dejaban la garganta en cada canción. No se sabía donde hacía más calor, si en el escenario o en la arena. Hasta el equipo de Alborán daba agua a las seguidoras de la primera fila.

'Cuerda al corazón' y 'Lo nuestro', temas de su último disco, le hicieron demostrar la potencia de su voz. Con 'Quimera' volvió a marcarse unos sexis movimientos. «¿Cómo estáis? Quiero dar las gracias a toda la gente que ha hecho cola tantos días con el calor que hace. Valencia es una plaza importante para mí. Os quiero muchísimo», dijo antes de emocionar con 'Tanto', todo un agradecimiento a sus fans. Hubo tiempo para presentar hasta a sus músicos.

Y cogió la guitarra para recordar algunos de sus primeros éxitos como 'Perdóname' y 'Te he echado de menos'.

Siguió llevando al público 'Al paraíso' y, como no podía ser de otra forma, a 'Saturno'. Hay quien dijo que el malagueño no era de este planeta. Pero sí, porque vestido completamente de negro aguantó el calor como todos los asistentes.

La sorpresa de la noche llegó con la presencia en el escenario de los colombianos Piso 21, con los que cantó 'La llave', su último single. Era la primera vez que compartían tablas, dijo el cantante, pero en las radios suena desde hace semanas esta colaboración. El cuerpo no dejó de bailar gracias a 'Boca de hule'. Pero de nuevo recurrió a los temas que le han caracterizado: esas baladas que endulzan. En 'Por fin' se coló un «¡Viva Valencia!». Y la gente enloqueció. Poco a poco llegaba el final. Sonaron 'Tu refugio', 'Curo tus labios', 'Miedo' e 'Idiota'. Pablo se animó a tocar la percusión para deleitar con 'Vivir' y volver a agradecer a Valencia. «Sois mágicos», gritó.

Pablo Alborán sabe lo que quieren sus fans. «Lo sois todo», les dijo. Se mostró cercano y sonriente durante el concierto. Desapareció para volver y tocar con el piano su éxito más reconocido 'Solamente tú'. Llegó 'Prometo' y hay quien no pudo reprimir la emoción. La fiesta no se había acabado y aún quedaba energía. Todo el mundo llegó al 'Éxtasis'. »¿Quién me lleva de fiesta esta noche?», preguntó. Y ya no sé paró de bailar. «Gracias por el cariño. Y a vivir, que la vida dura dos días y los quiero pasar en Valencia», aseguró tras casi dos horas sin parar de cantar.

Habrá que esperar que no se le hayan agotado las fuerzas porque hoy volverá a enamorar al público valenciano con el segundo de sus conciertos.

Fotos

Vídeos