Miles de 'meduseros' toman Cullera

Los primeros campistas del Medusa disfrutan de la apertura del festival . / sofía sánchez
Los primeros campistas del Medusa disfrutan de la apertura del festival . / sofía sánchez

A dos días del inicio de los conciertos, el Medusa abre sus puertas a los primeros campistas

SOFÍA SÁNCHEZ

El Medusa abría sus puertas ayer a las 8 de la mañana y daba el pistoletazo de salida a uno de los eventos de música techno y dance más importantes del panorama actual. Se trata del quinto aniversario de este festival de Cullera, que ya se ha consolidado como uno de los mejores de la Comunitat Valenciana. Durante el día, alrededor de 10.000 fans de este género, conocido como EDM (Electro Dance Music), comenzaron a acampar en las instalaciones del recinto, que este año ha mejorado notablemente su zona de camping, según nos comentan algunos de los 'festivaleros' más madrugadores.

Poco antes de las 8 de la mañana, el aparcamiento ya estaba habilitado y listo para poder recibir a los cientos de coches de los campistas además, de a los miles de jóvenes que han decidido no perderse ni un minuto de la experiencia del Medusa, pues han llegado con dos días de antelación hasta que comiencen los conciertos. «Es la primera vez que estamos en el camping, aunque ya hemos venido otros años. Creo que desde aquí se puede disfrutar de estos días al máximo», apuntan dos jóvenes mientras montan su campamento particular.

Sin embargo, algunos de los 'festivaleros' han optado por dormir en la tienda de campaña ante las dificultad que supone encontrar alojamiento en el municipios de Cullera a pocos días del festival. «Este año nos ha tocado quedarnos en el camping, pero bueno, no es todo malo, es algo diferente», declara un joven madrileño que repite por segundo año consecutivo.

El festival de techno presume de tener el mejor cartel de su historia, con David Guetta y Carl Cox

Según ha anunciado la organización, el Medusa espera unos 300.000 asistentes en este quinto aniversario. Aunque muchos de ellos son valencianos o de las provincias colindantes, algunos de los 'meduseros' no han dudado en viajar desde otras partes de la geografía española para acudir a esta cita, que es imprescindible en la agenda de los fans del EDM.

«Es el tercer año que venimos y es impresionante, definitivamente el mejor de la Comunitat Valenciana», comenta José, mientras hace cola para entrar a la zona de acampada cargado con todo tipo de enseres para vivir los próximos cinco días. Jorge, uno de sus amigos, explica la razón principal por la que no ha dudado en acudir a esta edición del Medusa, «Carl Cox. Definitivamente, vengo por Cox y por el ambiente, es increíble», explica el 'medusero'.

El festival de techno y dance que acoge Cullera puede presumir este año de cartel, más que en ninguna de sus ediciones anteriores. Entre los artistas principales encontramos al británico Carl Cox y al archiconocido francés David Guetta, quien suspendió el pasado 28 de julio un concierto en Santander, cuando los 10.000 asistentes ya se encontraban dentro del recinto esperando la salida del artista.

Sin embargo, los artistas de renombre no terminan con Guetta y Cox, pues en el Medusa se podrán disfrutar las actuaciones Marshmello, el excéntrico DJ que jamás muestra su rostro, o el sueco Alesso, considerado como uno de los mejores del mundo. El evento no solo triunfa entre los adictos a la música techno, sino que 'festivaleros' de toda España ven el festival como un atractivo destino donde pasar unos días.

El enclave es privilegiado, pues se encuentra a orillas del mar Mediterráneo y del río Júcar. «No me suelo perder ningún festival y menos el Medusa. He venido desde Madrid y ya vale la pena solo por el ambiente que tiene», destaca una de las asistentes que hace cola para recoger su pulsera.

Control y seguridad

Para evitar cualquier tipo de altercado y controlar la seguridad de los en el camping, el Medusa no permite que se lleven bebidas alcohólicas de ningún tipo, tanto en la zona de acampada como en el recinto de los conciertos. Tan solo las botellas de agua de plástico están permitidas para los campistas. La comida podrá adquirirse en supermercados cercanos y se podrá introducir en el interior del camping, aunque aquellos 'meduseros' que solo asistan a los conciertos no tendrá permitida la entrada de ninguna clase de alimento.

Entre los artículos vetados en el recinto del festival, llama la atención la restricción de cámaras reflex, palos de selfie, paraguas y botellas de agua. «Veo un poco exagerado en el caso de los paraguas», comenta un asistente. Y es que el pronóstico del tiempo indica, si nada cambia en los próximos días, que el viernes y sábado las actuaciones de los grandes DJs podrían acabar pasadas por agua.

Fotos

Vídeos