EL ABECÉ DE LA CULTURA

«En Valencia hay ahora más ayuda a las bandas jóvenes que cantan en inglés»

La cantautora valenciana June's Kaleidocope /Sara Barberá
La cantautora valenciana June's Kaleidocope / Sara Barberá

La compositora de la Comunitat estrena nuevo videoclip en octubre, 'Mermaid Crop', en el que refleja el momento de «romper con la vida para ser tú mismo»

ALBA MARTÍNEZ VALENCIA.

Detrás de la voz de June's Kaleidoscope, en alusión a Lucy, la niña con ojos caleidoscopios de Los Beatles, se esconde la cantautora y pianista valenciana Arantxa Iranzo. En 2012 puso rumbo a Londres para iniciar su carrera musical. Con su primer álbum, 'Soon you will see', fue finalista en el concurso del Hard Rock Cafe de la capital británica y la BBC empezó a emitir sus temas. Su carrera despegó en 2017, cuando fue telonera de Jamie Cullum en los conciertos de Viveros. Con la misión de romper con la música clásica y experimentar nuevos sonidos, presenta una nuevo EP, cuyas letras poéticas están calando en el panorama musical español.

- 'Brave journey english sea' es su nuevo álbum corto, ¿qué diferencias hay con 'Soon you will see'?

-El primer disco era una toma de contacto con lo que yo quería convertirme. No estaba convencida del camino que estaba tomando. El disco habla de un ambiente familiar, de crecer y del Mediterráneo. Esa toma de aire antes de enfrentarte a lo grande, que para mí era vivir en otro país. Era el antes. 'Brave journey' es el paso de después. El género se ha ido ampliando y he prestado más atención a una sensación orquestal de uno. Mi idea era esa dualidad Mediterráneo y Atlántico. Cada canción es un estadio de mi vida y va saltando de uno a otro, pero están desordenados. Así, hago reflexionar al público y que piense el por qué he llegado ahí.

-Después de 'Best hotel room we've ever had', 'Mermaid Crop' es su segundo videoclip, ¿qué cuenta en él?

-Refleja el sentimiento de estar dentro del mar, querer salir fuera a coger aire. Pero la corriente te lleva y no sabes si podrás respirar. El videoclip seguirá siendo un baile como el anterior, con un ambiente minimalista.

- ¿Qué fue lo que le empujó a mudarse a Londres?

-Estaba en un momento inicial y pensaba que esa ciudad me iba a aportar mucho más, me daría más oportunidades. Allí las cosas ocurrían con más facilidad, aunque creo que ahora en Valencia y en España hay más inversión en bandas jóvenes que cantan en inglés y que se atreven con otros estilos a los que no estamos acostumbrados.

- Ahora que está de vuelta en Valencia, su tierra natal, ¿considera que hay una gran diferencia entre el panorama musical británico y el español?

-No hay una diferencia abismal, aunque depende de los gustos de cada zona. La escena musical en España va por un camino fantástico y es bastante rica. Bandas y cantautores están teniendo muchísimas más facilidades de las que había al principio. Pero, en Inglaterra, las cosas ocurren con más rapidez. Puedes encontrar a artistas importantes en muchos locales y a fuerza del boca a boca hacerte hueco. Además es un trampolín hacia lo internacional. En España te quedas más para dentro, en lugar de usar ese trampolín que te impulse hacia otros lados.

«En Inglaterra las cosas ocurren más rápido. Es un trampolín hacia lo internacional»

-¿Ha encontrado dificultades para abrirse camino en Valencia?

-No, desde que volví no tengo ningún tipo de queja. Aunque me gustaría tener un apoyo mayor de una discográfica independiente, para crecer más. Lo ideal para mi sería estar dentro de una discográfica independiente británica, porque la conexión con festivales internacionales es más directa. Quiero dirigir mi música a mucho más sitios. La facilidad es que está escrita en inglés, aunque no descarto cantar en castellano de forma parcial.

-Los festivales se han convertido en una potente industria musical en los últimos años. ¿Son una buena vía para darse a conocer?

- Sí, aunque para mi música más intimista prefiero los ciclos de conciertos. Formas parte de un cartel y además no compartes escenario el mismo día con más gente, es más beneficioso. Pero sí que es cierto que hay más festivales en España y la forma de contratar a bandas está cambiando y está empezando a tener interés internacional.

-¿Cómo se plantea su próximo año?

-Creo que la dirección va bien. El otoño es más agradecido en cuanto a conciertos. Quiero salir fuera, crecer y al mismo tiempo estar aquí. Quiero tener la suerte de tener una estabilidad.

Fotos

Vídeos