Muere Curro Canavese, artista con una sensibilidad especial para lo abstracto

Muere Curro Canavese, artista con una sensibilidad especial para lo abstracto

El valenciano fundó junto a Carlos Moreno el Sporting Club Russafa, lugar donde tenía cabida lo no convencional

S. P.Valencia

El artista plástico, poeta y escritor valenciano Curro Canavese Casesnoves falleció ayer a los 67 años de edad tal y como confirmaban desde el Sporting Club Russafa, club de arte que fundó junto a Carlos Moreno y otros artistas.

«En el día de hoy (por ayer) ha fallecido en València Curro Canavese Casesnoves. Desde esta Asociación queremos hacer partícipe a la Opinión Pública de tan dolorosa pérdida, mostrando nuestro pesar y nuestro apoyo a sus hijos y demás familiares», explicaba la asociación en un comunicado señalando que «era un extraordinario artista plástico, magnífico poeta y escritor».

Con una dilatada trayectoria, el artista valenciano comenzó a exponer y publicar a principios de los años 80. «Curro era poco dado a la promocionarse personalmente pero era conocido en el mundo del arte ya que era un artista muy polifacético que se dedicó a su pasión y que llevó a lo largo de su trayectoria artística una línea muy poco convencional y siendo un genio de lo abstracto», señalaba Eliana Mesa, amiga y alumna de Canavese.

Este artista valenciano expuso en ARCO con Val i 30 de Valencia allá por 1985 y también lo ha hecho en salas como el Museo Benlliure, la Estación del Norte de Valencia, la Galerie Caroline Corre en París o la Galería Zum Rehbock de Stein am Rhein y la Galeri Am Platz de Eglisau (ambas en Suiza).

«Además de artista, también era profesor en el Sporting Club Russafa y era capaz de sacar lo mejor de cada alumno. Era un profesor muy abierto ya que, a pesar de que su enfoque era abstracto, lograba que pintáramos el estilo de arte que nos gustaba a cada uno. Nos hizo perder el miedo al lienzo en blanco y nos enseñó a equivocarnos ya que, como decía, todo tiene arreglo», explicaba su alumna Eliana Mesa.

Todos aquellos que lo conocieron, ya fuera en su faceta personal como artística se muestran desolados por la gran perdida que supone el fallecimiento de este polifacético artista tan cercano cuando lo conocías ya que «contaba a sus allegado cosas íntimas sin la mayor importancia como sus quehaceres diarios».

«Todos los que lo conocimos pudimos disfrutar de su ácido y peculiar humor, era una persona muy inteligente y así lo demostraba con sus sabias palabras. El trato con Curro era muy bueno, ya que era una excelente persona y un completo enamorado de sus dos hijos. Tenía una personalidad muy original, era un verdadero genio», apuntaba Mesa al recordar al que fuera su amigo y maestro.