El despacho del arquitecto del Palau de la Música revisará el edificio tras los derrumbes

El Palau sigue cerrado y a la espera de que una empresa externa analice su estado. /J. MONZÓ
El Palau sigue cerrado y a la espera de que una empresa externa analice su estado. / J. MONZÓ

Responsables del estudio Paredes Pedrosa visitarán la próxima semana el auditorio municipal para analizar las causas de los daños

Noelia Camacho
NOELIA CAMACHOValencia

La situación del Palau de la Música no está controlada. Ni mucho menos. Tanto que, en medio del clima de incertidumbre que envuelve al auditorio municipal, cerrado y sin actividad desde el pasado sábado cuando se desprendió el techo de la sala Joaquín Rodrigo –antes se había caído el trencadís de la fachada y se había producido un derrumbamiento en la sala Iturbi–, ha sido imprescindible contar con las voces de los que más saben, de los expertos que trabajaron tanto en el diseño como en la construcción del edificio, levantado hace 32 años.

Por ello, responsables del estudio de arquitectos madrileño Paredes Pedrosa, según ha podido saber LAS PROVINCIAS, visitarán el coliseo para analizar lo sucedido recientemente y conocer los daños de un inmueble que apenas ha traspasado los treinta años de vida.

No hay que olvidar que el arquitecto José María García de Paredes fue el encargado de diseñar el llamado a ser el icono musical de la ciudad, que se inauguró en el año 1987. La construcción se inició en 1984 y concluyó en 1987, fecha en la que se inauguró el coliseo. García de Paredes, que en su haber tiene el diseño de espacios como el Auditorio Manuel de Falla de Granada; el Auditorio Nacional de Música en Madrid; el salón de actos de la planta baja del cuerpo absidial del Museo del Prado; o el Auditorio y Centro de Congresos Victor Villegas en Murcia falleció en 1990. Sin embargo, una de sus hijas, Ángela García de Paredes ha mantenido su legado. Junto a su marido, Ignacio Pedrosa no sólo estuvo años colaborando con el arquitecto sino que formaron, cuando García de Paredes falleció, el estudio Paredes Pedrosa.

De este despacho llegarán la próxima semana expertos para analizar las causas de los derrumbes en el Palau de la Música. Desde Paredes Pedrosa optan por la prudencia. No se aventuran a valorar lo sucedido en el último año y medio. El propio Ignacio Pedrosa, que fue director de obra durante la construcción del Palau en los años en que se puso en pie el edificio, pisará personalmente el auditorio municipal. Lo hará, según ha sabido este periódico, alertado por los últimos acontecimientos, que han puesto de relieve que el estado del inmueble no es óptimo, por lo que se ha clausurado y vaciado de actividad.

Ante el mal estado del edificio por la falta de mantenimiento, en el Palau aún buscan qué empresa será la encargada de realizar las catas para elaborar el informe integral sobre los daños del inmueble. Pero además, tampoco hay respuestas sobre qué enclave será el elegido para celebrar el 133 Certamen Internacional de Bandas 'Ciutat de València', que debe dar comienzo el día 18 de este mes y cuyo escenario está aún en el aire.

Con este panorama, los que realmente conocen el proyecto que fraguó al actual Palau de la Música, los herederos del legado arquitectónico de García de Paredes, han decidido tomar las riendas de la situación. Ángela García de Paredes e Ignacio Pedrosa son, además de responsables del estudio que lleva su nombre, profesores del departamento de Proyectos Arquitectónicos de la Escuela de Arquitectura de Madrid y docentes invitados en otras universidades, entre ellas la Escuela de Arquitectura de Pamplona, la ESARQ UIC de Barcelona e IUAV de Venecia. Son autores, según se refleja en la página web de su estudio, del Ayuntamiento de Valdemaqueda; del Teatro Valle Inclán en Madrid; del Museo Arqueológico de Almería; del Auditorio de Peñíscola; el Auditorio de Lugo; y la Biblioteca de Córdoba, esta última en construcción.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Valencia, tras el informe técnico de bomberos sobre el desprendimiento del pasado sábado, está a la espera de un técnico especialista en diseño para poder acometer los arreglos en el auditorio valenciano. Así lo dijo ayer el alcalde Joan Ribó, quien, a preguntas de los periodistas, explicó que está previsto que hoy presenten a los portavoces de los grupos municipales el informe realizado por los bomberos y que, como lo que ha caído no tiene que ver con la estructura sino con el sistema de audición, requieren a un especialista de diseño y no de construcción. «Estamos esperando a que venga y entonces, a partir de ahí, plantearemos cómo se ha de arreglar», agregó Ribó.

La oposición critica a Glòria Tello y pide que no siga al frente del coliseo

«Es la gota que ha colmado el vaso». Lo dijo ayer el portavoz de Ciudadanos en el Consistorio, Fernando Giner, en referencia a la gestión de la concejala Glòria Tello al frente del Palau de la Música. La caída del techo de la sala Rodrigo evidencia, según este grupo de la oposición, que Tello debe ser apartada de las competencias de Cultura y apartada de la presidencia del auditorio. Giner recordó que su grupo municipal ha pedido la dimisión de la ex concejala de Cultura en dos ocasiones, por la deriva del centro de animales de Benimàmet y del museo de la Almoina. Pero además, señala otras hechos como que «la Casa Museo de Blasco Ibáñez no tiene director desde hace dos meses –tal y como avanzó LAS PROVINCIAS– y no hay jefe de museos en el Ayuntamiento desde abril». «La cultura valenciana no puede estar en manos de Glòria Tello», criticó. En esta misma línea, la portavoz del Partido Popular, María José Català, también ha denunciado en los últimos días la mala gestión del auditorio.

Tello ha sido la presidenta del Palau de la Música desde 2015. En los últimos días y tras lo sucedido no ha dado ningún tipo de explicación, como tampoco lo ha hecho el director del centro, Vicent Ros. Ella se ha escudado en que, sin la configuración de las concejalías, no ostenta el cargo. Sin embargo, y ya pasados los comicios, sí asistió a la rueda de prensa del presentación del festival de jazz, un certamen que, por cierto, se ha tenido que trasladar a otros espacios por el cierre del Palau. Y además, ha mantenido su agenda como edil, asistiendo a conciertos y otros eventos como concejala.

Noticias relacionadas