La programación del Palau de la Música, en el aire tras caerse un trozo del techo

El techo estropeado del Palau/LP
El techo estropeado del Palau / LP

Las lluvias dañan la cubierta de la sala Iturbi, lo que obliga a la Orquesta a buscar otro espacio de ensayo y a suspender un acto para hoy

Noelia Camacho
NOELIA CAMACHOValencia

La caída ayer de un trozo del techo de la sala Iturbi del Palau de la Música de Valencia ha trastocado los planes del auditorio. Hoy se decidirá si el espacio puede ser utilizado o no, es decir, la programación del coliseo sigue en el aire.

A primera hora de la mañana de ayer, los músicos de la Orquesta de Valencia (OV), que tenían ensayo para el concierto de mañana, se encontraron con un trozo de madera en el suelo de la estancia que se había desprendido de la concha acústica situada sobre la tribuna izquierda. Las fuertes lluvias de los últimos días han provocado filtraciones en la cubierta, lo que ha hecho que esta estructura de madera se haya desprendido hasta el punto de que una parte cayó al suelo.

Según fuentes del coliseo, una dotación de bomberos se desplazó ayer al edificio para comprobar lo sucedido y quitar esta estructura que estaba «abombada» por el agua. Pero desde ese momento, según estas mismas fuentes, la sala Iturbi ha quedado clausurada hasta nueva orden. Es más, el ensayo de los músicos se trasladó a otra de las salas del edificio. Asimismo, un acto organizado para hoy en el Palau, una entrega de diplomas, se canceló automáticamente y se desconoce aún si el concierto de la OV junto con el violinista Renaud Capuçon podrá finalmente celebrarse mañana.

Desde el Palau de la Música señalaron ayer a LAS PROVINCIAS que hoy esperan saber las conclusiones del informe elaborado por los técnicos en relación a la seguridad del enclave. Destacaron que lo principal es mantener la seguridad pero no saben si la actuación de la Orquesta, bajo la batuta de su titular Ramón Tebar, -que dirigirá 'Romeo y Julieta', de Prokófiev-, podrá llevarse a cabo en este espaco.

Lo cierto es que se ha caído una parte del lateral izquierdo, justo el que está sobre la tribuna impar. Un trozo de madera de la concha acústica de algo más de un metro y del que aún hay que ver «cuál es el alcance de los daños», sostienen desde el auditorio. Otras fuentes señalan que desde la dirección del Palau se asegura que no se va a reabrir la sala hasta que se garantice la seguridad. Y, parece, el proceso dependerá de si se coloca una malla sobre la zona afectada o se apuntala.

Mientras tanto, y a falta del informe de Bomberos, en el Palau no se aventuran a decir si se celebrará la actuación. Además, de cara a la semana que viene, el auditorio tiene dos grandes citas en su agenda en este mismo enclave: el concierto del Cuarteto Oistrakh de la Orquesta Filarmónica de Valencia el martes y el del tenor Piotr Beczala el próximos viernes 30.

Este no es el único desprendimiento que ha vivido el Palau de la Música en los últimos meses. El trencadís de su fachada se cayó el pasado mes de abril y, desde entonces, esta parte del edificio lleva cubierta con una malla para evitar nuevas caídas del material cerámico a la vía pública. En aquel momento fueron los fuertes vientos y, ahora, las precipitaciones. Más de medio año sin reparar una cubierta en la que, como bien parece por lo sucedido ayer, también se filtra el agua y hace que el techo de la sala principal del Palau también esté deteriorado.