El Ayuntamiento bloquea las ayudas de 2019 a los teatros privados de la ciudad

El Ayuntamiento bloquea las ayudas a las salas privadas. /LP
El Ayuntamiento bloquea las ayudas a las salas privadas. / LP

Las salas, que lograron una partida de 190.000 euros después de que el Consistorio eliminara las subvenciones, denuncian el «peligro» para continuar su actividad

Noelia Camacho
NOELIA CAMACHOValencia

Los teatros privados de la ciudad han vuelto a mostrar su malestar con el Ayuntamiento. Hablan de «decepción, frustración e indignación por parte de todas las salas». Lo hacen en una carta remitida al alcalde de Valencia, Joan Ribó, y a la que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS. La razón: el bloqueo de las ayudas públicas correspondientes a 2019 para subvencionar la programación de los escenarios privados.

En concreto, se trata de 190.000 euros que los empresarios habían logrado arrancar al Consistorio después de que la concejalía de Acción Cultural, en manos de Valencia en Comú, eliminara en 2017 las ayudas directas. Tras meses de tensiones, al final, el gobierno municipal decidió dotar una partida con esta cantidad y beneficiar así a ocho salas privadas. No era lo esperado para estos espacios, pero vieron un primer paso para ayudar a los teatros. Sin embargo, esta línea de subvenciones no tiene dotación presupuestaria y, pese a estar resuelta, sin este montante no se ha llegado ni a publicar, por lo que las ayudas están bloqueadas.

Así, el conjunto de salas privadas de la capital del Turia se ha remitido al alcalde para denunciar que esta partida «fue bloqueada por la comisión de presupuestos anuales municipales y no se permitió incrementar el presupuesto de Cultura en el mes de noviembre pasado». Es más, señalan que la opción que barajó la concejalía fue la de que pudiera realizarse una modificación de crédito durante el primer trimestre de este ejercicio para que las ayudas pudieran publicarse y, por tanto, llegar a cobrarse. «Desafortunadamente no fue así y, según nos informan, tampoco hay respuesta a la petición tramitada del pasado 4 de abril, dirigida al concejal de Hacienda Ramón, Vilar, solicitando esta modificación».

Con todo ello, los teatros privados son tajantes y denuncian que la gran mayoría de las salas, «precisamente las más vulnerables, ven peligrar la continuación de su actividad el resto del año, porque el supuesto equilibrio financiero obtenido gracias a las ayudas, donde se contaba con la tímida pero inestimable ayuda del Ayuntamiento, desaparece».

Es más, como ha podido saber LAS PROVINCIAS, ayer mismo se celebró una reunión entre los representantes de las salas y la concejala de Acción Cultural, María Oliver, donde se les transmitió la documentación que acredita esta paralización por parte de Hacienda. No obstante, los teatros en manos privadas, en la misiva, mostraron su inquietud ante «esta grave situación» y exigieron a Ribó que «tome cartas en el asunto y trate de canalizar una solución». Para ellos, se trata de un «presupuesto minúsculo para un Ayuntamiento como el nuestro», que «ofrece la posibilidad de una proyección cultural local, autonómica y nacional de gran calibre».

Las ayudas municipales a los teatros privados de Valencia vuelven a estar en el ojo del huracán. No es la primera vez en esta legislatura. En 2017, la concejalía de Acción Cultural eliminó la partida al mantenimiento de los espacios. Esto generó controversia entre las empresas de artes escénicas y tras meses de tiras y aflojas, los escenarios de la ciudad lograron arrancar al gobierno del 'cap i casal' una línea de subvenciones de 190.000 euros a aquellas entidades que programen a compañías valencianas. Es más, la Junta de Gobierno del Consistorio aprobó el listado de teatros que debían ingresar entre 27.000 y 19.000 euros. El mayor beneficiario era Carme Teatre, que iba a percibir gracias a su proyecto, valorado con 34 puntos, 26.648 euros. Pero entre los teatros se encontraba Arden Producciones, Teatro Círculo, Horta Teatre, Off, Micalet, Talía e Inestable, entre otros.

Noticias relacionadas