Un ex alto cargo del IVAM declara que la compra de obras de Rueda la decidió Císcar

Juan Carlos Lledó se desvincula de la adquisición de las piezas y asegura a la jueza que sólo informaba de si había presupuesto

A. RALLOVALENCIA.

El ex director económico del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) Juan Carlos Lledó declaró ayer en el juzgado de Instrucción 21 de Valencia en la causa en la que se investigan supuestas irregularidades en el museo valenciano, durante la etapa al frente del mismo de Consuelo Císcar.

En concreto, el objeto principal de las pesquisas es la compra de obras de Gerardo Rueda por la institución valenciana, pagadas como si fueran auténticas, cuando los peritos han dictaminado que no se pueden considerar como originales. Las piezas se adquirieron tras la muerte del artista. El Ivam, con Císcar al frente, se gastó cerca de cuatro millones de euros. Lledó se desvinculó ayer por completo de la decisión de adquirir esas obras. Es más, según explicó a la instructora, esa era una cuestión que era competencia directa de la directora.

El papel del directivo, según relató durante su comparecencia, se limitaba a informar si disponían del presupuesto necesario para acometer las compras que se proponían en la Comisión de Adquisiciones. Es más, ha llegado a indicar que él no opinaba sobre la conveniencia o no de adquirir estas obras ahora bajo sospecha. Negó el ex alto cargo haber recibido órdenes de Císcar que invadieran sus competencias y, del mismo modo, rechazó que él informara directamente a la directora de sus gestiones.

Además, el responsable de controlar la caja del recinto cultural se desvinculó del proceso relacionado con la recepción de las obras bajo sospecha.

Apuntó directamente a otros responsables del departamento técnico artístico -llegó a dar los nombres de Ana Valls y Cristina Mulinas- como los encargados de supervisar que las obras que llegaban al museo se correspondían con las del contrato.