Varapalo judicial al Ayuntamiento de Villena por oponerse a la tauromaquia

Varapalo judicial al Ayuntamiento de Villena por oponerse a la tauromaquia

Un juzgado de Alicante recuerda al gobierno municipal de Los Verdes que las corridas de toros merecen «protección en todo el territorio nacional»

Juan Antonio Marrahí
JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

La Justicia vuelve a posicinarse de manera firme a favor de los festejos taurinos pese a la oposición de ayuntamientos de marcado signo animalista. Ha sucedido en Villena, gobernada por Javier Esquembre (Los Verdes), cuyo consistorió denegó a la Peña Cultural Taurina Villenense la celebración de una corrida benéfica en la plaza de toros de la localidad con el argumento, entre totros, de que «se considera poco oportuna desde el punto de vista social y cultural de la ciudad».

El Ayuntamiento de Villena denegó la autorización a la Peña Cultural Taurina Villenense para celebrar una corrida de toros en el municipio en septiembre de 2017 por «cumplimiento de la legalidad sobre el aforo» y por ser una «celebración poco oportuna desde el punto de vista social y cultural de la ciudad».

La Fundación del Toro de Lidia (FTL), en representación de la peña, recurrió la medida y el Juzgado de lo Contencioso Administrativo 1 de Alicante se pronucnia ahora de este modo: sobre el primer argumento municpal, el tribunal considera que la administración pudo exigir a los organizadores que cumpliesen con la obligación de contar con un «sistema técnico de cuenteo automático», y sólo en caso de incumplimiento de dicho requisito, denegar la autorización. Por ello, el fallo lo tumba.

Y en el segundo de los argumentos, de claros tintes ideológicos, el tribunal remarca la existencia de una gran jurisprudencia que reconoce la conexión entre la fiesta de los toros y el patrimonio cultural español. Determina que «siendo la tauromaquia un patrimonio cultural digno de protección en todo el territorio nacional, el municipio de Villena no constituye una excepción«. Dado que los poderes públicos deben ejercer una acción de salvaguardia de la tauromaquia, el Ayuntamiento de Villena también se encuentra comprometido.

Recalca la sentencia que «definidas las corridas de toros por el Tribunal Constitucional como una actividad con múltiples facetas por presentar un complejo carácter como un fenómeno histórico, cultural, social, artístico, económico y empresarial», resulta carente de fundamento el argumento del gobierno de Los Verdes en tripartito con PSOE y Villena Centro Democrático. El tribunal requiere al Ayuntamiento de Villena que cumpla con la normativa estatal y autonómica sobre espectáculos públicos de carácter taurino.

Además, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ya resolvió en febrero de 2018 que el Ayuntamiento no tenía competencias para denegar la celebración de corridas de toros en relación con una solicitud de 2016. En ese año, la Peña Cultural Taurina Villenense solicitó la celebración de una corrida de toros en el municipio que fue denegada por el Ayuntamiento de Villena en mayo. A raíz de este hecho, la Fundación del Toro de Lidia interpuso un recurso que también ganó con una sentencia del TSJCV.

La Comisión de Cultura del Ayuntamiento de Villena se opuso a la solicitud de la organización de la corrida de toros «por cuanto que los espectáculos taurinos tienen connotaciones negativas y no conviene asociarlo al municipio». En este sentido, el tribunal señaló: «Los motivos por los que se deniega la organización de la corrida de toros son contrarios a derecho por falta de motivación, basándose en opiniones subjetivas de los miembros de la Comisión de Cultura, que evidencian su contrariedad a tales espectáculos y ponen de manifiesto la arbitrariedad de la resolución recurrida». Consideró que el Ayuntamiento de Villena carecía de competencia tanto para autorizar o denegar la celebración de espectáculos taurinos como para cuestionar los rasgos jurídicos que definen la tauromaquia como bien de interés cultural, según la FTL.

 

Fotos

Vídeos