Los taxistas proponen a los políticos que dejen de usar el coche oficial para apoyarles

Una parada de taxis en una calle de Valencia. / j. monzó
Una parada de taxis en una calle de Valencia. / j. monzó

La Confederación de Autónomos afirma que habrá un ahorro al utilizar transporte público tanto los cargos electos como altos funcionarios

P. MORENOVALENCIA.

Hasta el 31 de mayo de este año, concejales y altos funcionarios del Ayuntamiento de Valencia habían hecho 866 viajes en coches oficiales. Frente a esto, el Ayuntamiento de Ourense ha decidido subastar los dos vehículos que tiene para los desplazamientos de políticos y apostar por el taxi para los trayectos dentro de la ciudad. La Confederación de Taxistas Autónomos pidió ayer que en la Comunitat se tome ejemplo, sobre todo en la Generalitat y el Consistorio.

El presidente de la entidad, Fernando del Molino, aseguró que supondría un ahorro para las arcas públicas. «Eliminarían coches, su mantenimiento y los sueldos de los conductores», que podrían ser trasladados a otros servicios. En el caso de Ourense, la previsión es que la reducción de gasto se eleve a 20.000 euros anuales, según la Asociación Nacional del Taxi.

En Valencia sería mucho más, estimó Del Molino, dado los parques móviles de instituciones como el Ayuntamiento, la Generalitat o la propia Diputación. La primera tiene repartido el parque móvil entre las concejalías y, salvo lógicamente los de servicios como Policía Local o Bomberos, el resto podría utilizar taxis para sus desplazamientos. La medida de la ciudad gallega se toma en base al Plan de Movilidad, que en el cap i casal se remonta a 2013, sin que conste esta decisión.

El Consistorio de Ourense ha decidido subastar dos vehículos, lo que ha sido elogiado por los chóferes

El portal de transparencia del Consistorio publica regularmente el uso del coche oficial, tanto de los concejales y altos funcionarios como los del alcalde Ribó. En este caso, aparecen un total de 81 desplazamientos en lo que va de año, en asuntos tan variados como actos en el Palau de la Música, el centenario de un colegio o la inauguración de un foto en la Universitat Politècnica.

El gobierno municipal decidió vender los dos coches oficiales de la anterior etapa, unos vehículos blindados marca Audi A-8 que se adjudicaron en subasta a una empresa de Serra por un total de 28.000 euros. Pero eso no supuso la clausura del parque móvil para concejales. Al margen de los citados que pueden utilizarlos, hay que contar también con las falleras mayores de Valencia, para los actos oficiales.

Desde el principio del anterior mandato se publicitó mucho la decisión del alcalde Ribó de utilizar una bicicleta en los desplazamientos desde su domicilio, aunque cuando se trata de desplazamientos a actos públicos o reuniones de trabajo, entonces tanto el primer edil como el resto utilizan el parque móvil.

Entre las novedades del parque móvil, en septiembre de 2016 se anunció la compra de bicicletas eléctricas para los funcionarios, una docena de vehículos, en principio para los empleados de todas las concejalías. Suelen estar aparcadas en el patio interior de la Tabacalera, donde se sitúan numerosas delegaciones.

Otros gestos que tuvo el entonces gobierno tripartito fue la subasta de motocicletas Harley Davidson, en concreto cinco adquiridas por la Policía Local para su participación en actos protocolarias y festivos, que se estrenaron por la visita a Valencia de Benedicto XVI. Del Molino dijo por último que espera de la Administración valenciana un «gesto» similar a lo ocurrido en Galicia, que quedará también como apoyo a un sector ahora en pleno conflicto por la entrada de los VTC.

Más