Los sanitarios piden 'fichar' a pacientes y más cámaras en hospitales por las agresiones

Dos profesionales entran en el Hospital Clínico./Irene Marsilla
Dos profesionales entran en el Hospital Clínico. / Irene Marsilla

El sindicato de enfermeros reclama generalizar los sistemas de videovigilancia e incluir en el historial médico los antecedentes violentos

ALEJANDRO MARTÍ

Los enfermeros y enfermeras españoles sufren 55 agresiones físicas y verbales cada día, según estimaciones del SATSE (Sindicato de Enfermería). Para reducir esas cifras, el sindicato ha propuesto más de 50 medidas al Gobierno y a las comunidades autónomas con la intención de que redacte una ley estatal y/o autonómica que dé una respuesta eficaz a la grave situación en la que se encuentran.

Entre ellas destacan las propuestas de «vigilancia» a los pacientes. Y es que desde el sindicato plantean implantar cámaras de seguridad en los pasillos y en las salas de espera de los centros sanitarios, instaurar dispositivos de alarma en el interior de las consultas y garantizar una luminosidad óptima en cualquier estancia del centro.

Otra de las llamativas peticiones que reclama el sindicato de enfermeros es la inclusión de antecedentes violentos en el historial clínico. De este modo, el personal sanitario podría identificar la peligrosidad de los pacientes y preparar las medidas de seguridad pertinentes. Y, en el caso de los enfermos violentos a los que haya que atender en sus casas, exigen acudir con las fuerzas de seguridad necesarias para defender su integridad física.

La solicitud no sólo incluye medidas para prever incidentes violentos. También presenta pautas a seguir una vez que se hayan registrado casos de agresiones. Por ejemplo, la implementación de un servicio de apoyo psicológico a la víctima y otro encargado de tramitar directamente la denuncia que pudiera presentar. Además, exigen que el departamento autonómico de salud correspondiente se persone como acusación particular en las causas penales abiertas, así como que la víctima pueda solicitar el traslado a otro centro sanitario si así lo desea.

Para vigilar el correcto cumplimento de estas medidas, el sindicato de enfermeros también propone la creación de un delegado de prevención contra la violencia en el ámbito sanitario. Esta figura formaría parte del Comité de Seguridad y Salud del Centro.

La cafetería del General, cerrada una semana después

La cafetería del Hospital General lleva una semana clausurada por deficiencias en la cocina. Como ya informó LAS PROVINCIAS, esta medida se adoptó después de una inspección sanitaria realizada por Salud Pública y de que el año pasado ya se cerrara por fallos de la empresa concesionaria. Por otra parte, la consellera de salud, Ana Barceló, aseguró en una visita al Hospital General que están preparando «las liquidaciones de 2014 y 2015» para recuperar el Hospital de Dénia antes de 2024, fecha en la que finaliza la concesión. También afirmó que se van a «reanudar» las negociaciones con las empresas gestoras del hospital, DKV y Ribera Salud.

Quejas en Alicante

Por otra parte, 250 profesionales sanitarios se concentraron ayer en el Hospital General de Alicante para denunciar la falta de seguridad. Los trabajadores criticaron el aumento de agresiones violentas que se han producido en 2019 y exigieron a Sanidad que adopte las medidas necesarias para garantizar la integridad de los sanitarios.

Más sobre los profesionales sanitarios