Renfe suprimirá ocho Euromed en agosto por las obras del corredor entre Valencia y Castellón

Un tren de cercanías, en la línea afectada por las obras del corredor mediterráneo./I. Marsilla
Un tren de cercanías, en la línea afectada por las obras del corredor mediterráneo. / I. Marsilla

Habrá autobuses entre Valencia y Puçol para reforzar el servicio de la C-6

ISABEL DOMINGOValencia

Lunes 2 de julio. Es la fecha en que el servicio ferroviario entre Valencia y Castellón volverá a verse afectado por las obras del corredor mediterráneo, como ya sucedió entre el verano de 2015 y noviembre de 2016. En esta ocasión, y para evitar el caos, las demoras y las consiguientes protestas, el Ministerio de Fomento ha optado por anticipar a los usuarios cómo será el desarrollo de los trabajos y por realizar el grueso de los mismos en verano para reducir las afectaciones a los servicios ferroviarios.

Así, como avanzó LAS PROVINCIAS, habrá modificaciones horarias y supresiones de trenes en julio y agosto, cuando se ejecuten las obras en el túnel del Cabanyal, considerado uno de los puntos más sensibles de las obras del tercer carril. En concreto, de la segunda fase de la implantación de esta infraestructura, ya que quedó pendiente la colocación den una de las vías. Aunque los trabajos están en marcha desde mayo (se han colocado 30.000 traviesas de ancho mixto de las 36.000 previstas), se ejecutan en horario nocturno para evitar incidencias en la circulación de los trenes.

A partir del 2 de julio, el ritmo de trabajo aumentará y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) se verá obligado a restringir el tráfico ferroviario al cortarse una vía entre Fuente de San Luis y Alboraya y establecer una limitación temporal de velocidad de 80 km/h a lo largo de 5,9 kilómetros. Esto provocará modificaciones de los servicios de Cercanías, Media y Larga Distancia y AVE entre Valencia y Castellón hasta el 31 de agosto. Hasta ahora, la venta de los billetes para estos dos meses estaba bloqueada pero la previsión es que se liberalice a partir de este jueves.

Del 2 de julio al 17 de agosto

Este periodo es el que tanto Adif como Renfe han marcado como la primera fase de los trabajos. En Cercanías se mantendrán las frecuencias habituales. El 50% de los trenes circularán de forma directa entre Valencia y Castellón, mientras que el 50% de la oferta restante circulará entre las estaciones de Castellón y Puçol. Entre este municipio y la capital del Turia, Renfe habilitará un transporte alternativo de carretera mediante autobuses. Un servicio que se ha licitado por valor de 241.020 euros y que plantea lanzaderas directas desde las estaciones del Norte, Cabanyal y Fuente de San Luis hasta Puçol y otras con paradas intermedias a lo largo de trayecto.

Fomento estudiará la reducción del precio de los billetes de Cercanías mientras duren los trabajos

Tanto los Euromed como los Talgo mantendrán su oferta de verano pero con modificaciones en los horarios de salida y variaciones en los tiempos de viaje. En el caso del AVE entre Castellón y Madrid, inaugurado el pasado enero, los viajeros se desplazarán en autobús entre la capital de la Plana y la del Turia en los trenes de las 9.40 horas y del mediodía, según la información facilitada por Renfe.

Mientras, los servicios de Media Distancia con Barcelona, Tortosa, Teruel y Zaragoza se mantienen en su totalidad y los billetes de Cercanías serán válidos para viajar en estos trenes.

Del 18 al 31 de agosto

Es la segunda fase de las obras, en la que se colocarán dos aparatos de vía de ancho mixto, el traslado del actual cambiador de hilo, el montaje de 400 metros de vía y las operaciones técnicas para garantizar el funcionamiento.

En estas dos semanas, se suprimirán ocho Euromed (cuatro por sentido) entre Valencia y Barcelona y un Talgo entre las dos ciudades. Por ello, el resto de trenes circularán en doble composición para mantener la misma oferta de plazas.

Respecto al AVE entre Castellón y Madrid, no circulará entre Castellón y Valencia pero sí entre Valencia y Madrid, por lo que se ofrecerá el servicio de autobús en el tramo afectado a los pasajeros o que se desplacen en Cercanías, ya que la C-6 contará con 49 servicios. De ellos, la mitad se harán en autobús entre Valencia y Puçol.

Reducción de precios

Esta fase de los trabajos del corredor mediterráneo obligará a Renfe a activar un plan específco de información en los trenes y en los estaciones, como ayer solicitó la Generalitat en la reunión que mantuvo con Renfe y con Adif para plantear la necesidad de un plan de choque que permita «reducir al mínimo» las afecciones en Cercanías que se registraron en la primera fase.

La Conselleria de Obras Públicas también reclamó autobuses lanzadera, una comisión de seguimiento (ya hay cuatro fechas fijadas de reuniones hasta agosto), indemnizaciones por retrasos y la reducción a la mitad del precio del billete de Cercanías mientras se prolonguen las obras, un punto que Fomento estudiará, por lo que recabará información para trasladar la petición al Ministerio de Hacienda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos