Un policía de Valencia de vacaciones en Nueva York reduce a un hombre que estaba atacando a un agente estadounidense

Momento de la detención en Times Square. /Policía Nacional
Momento de la detención en Times Square. / Policía Nacional

El agresor propinó un cabezazo a la víctima y trató de quitarle una pistola. «Intervine para evitar males mayores», asegura Rubén Castillo

ALEJANDRO MARTÍ

El pasado 30 de junio Rubén Castillo se convirtió en un ídolo en Nueva York. Este agente de la Policía Nacional, como ha explicado a LAS PROVINCIAS, se encontraba paseando con su novia por Times Square cuando observó «una trifulca entre un policía estadounidense y un hombre, de unos 30 o 35 años, que llevaba un perro del tamaño de un pastor alemán». Asegura que, mientras el agente intentaba dialogar con él, el hombre únicamente respondía «fuck you, fuck you».

De repente, se incorporó y le propinó un cabezazo al agente que lo dejó aturdido. A continuación, Rubén observó que «le iba a atacar de nuevo porque estaba a punto de abalanzarse sobre él». En ese momento, indicó Rubén, «me lancé sobre él, sin pensársmelo dos veces». «Estuvimos un rato revolcándonos en el suelo, hasta que conseguí reducirlo por completo y le pude explicar al agente agredido que era un policía español». El neoyorquino trató de colocarle los grilletes, pero, según afirmar Rubén, «estaba demasiado mareado, así que le dije que se encargara de llamar al equipo y que yo lo esposaría». Durante esos instantes, el policía valenciano aprovechó para realizarle un cacheo de seguridad y comprobar que no poseía ningún tipo de arma hasta que «llegaron varios agentes neoyorquinos y se lo llevaron».

Miles de personas, empezaron a aplaudir la heroica actuación del policía español. Rubén recalca que «aquello parecía un teatro, todo el mundo grababa». Se muestra muy agradecido por todas las felicitaciones recibidas, aunque espera que «la próxima vez que la gente aplauda menos y ayude más al policía al que estaban pegando».

Rubén Castillo.
Rubén Castillo. / EFE

Una vez en el suelo, el policía estadounidense intentó ponerle los grilletes sin llegarlo a conseguir al estar aturdido, por lo que el Policía Nacional se los puso y le realizó un cacheo de seguridad hasta la llegada de los agentes. En ese momento en la zona de Times Square se congregaban miles de personas, que aplaudieron la actuación del policía español.

Más