Las playas con bandera negra de la Comunitat

Playa de Els Peixets de Alboraya./LP
Playa de Els Peixets de Alboraya. / LP

La calificación atiende a la contaminación, mala gestión ambiental y «turisficación» en el litoral español

EFE

Ecologistas en Acción ha otorgado este año 'Banderas Negras' a toda la costa de la provincia de Castellón, al sector central de la bahía de Alicante, al restaurante ilegal en la isla de Benidorm, a la playa de Els Peixets de Alboraya y a la de La Goleta de Tavernes de La Valldigna.

Así lo señala en el informe 'Banderas Negras 2019' de la organización ecologista, en el que indica que estas asignaciones se corresponden a casos de contaminación y de mala gestión ambiental, a lo que este año han incorporado los efectos de la «turisficación» en el litoral español.

En la provincia de Valencia, la playa Els Peixets de Alboraya repite Bandera Negra «por contaminación» y su mal estado que, según Ecologistas en Acción, «sigue notorio al no tomar medidas correctoras las autoridades competentes». La playa de la Goleta, de Tavernes de la Valldigna, también ha recibido este año la Bandera Negra «por la mala gestión», ya que la presión urbanística está destruyendo los cordones dunares y la playa no es capaz de recuperar en verano los aportes sedimentarios que se van erosionando en invierno.

En la provincia de Alicante, han otorgado una Bandera Negra al sector central de la bahía de Alicante, una zona de unos 4 kilómetros donde destacan dos puntos de contaminación de residuos sólidos: la playa de San Gabriel de tipo urbana y la playa de Agua Amarga, de tipo rural.

En la primera se han encontrado residuos como toallitas húmedas o tampones que son vertidos al retrete, así como innumerables bastoncillos de plástico que acaban llegando al medio marino cuando el sistema de depuración de la zona no funciona adecuadamente.

En el informe, advierten de que si no se ponen soluciones ante estos problemas, «quizá debería plantearse la opción de prohibir el baño en dicha playa, o al menos, que se informe a los bañistas del peligro al que se exponen».

En la zona de Agua Amarga, el tramo costero afectado es una plataforma rocosa y alguna cala estrecha donde la gente va a pescar o a pasar el día y donde se concentran residuos provenientes de la construcción, de aparejos de pesca o de basura.

Ecologistas en Acción también ha otorgado la Bandera Negra al restaurante ilegal en la isla de Benidorm del Parque Natural de Sierra Helada, debido a los «impactos permitidos por las administraciones públicas en el dominio público marítimo-terrestre».

Ese Parque Natural consta de más de 5.600 hectáreas, de las cuales el 86,8 por ciento son marinas y el 13,2 terrestres, y dentro de esta zona de protección está situada la isla de Benidorm, donde además hay poblaciones de aves incluidas en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Las actividades realizadas por el propietario del restaurante desde hace décadas «han afectado muy negativamente al entorno de este enclave único en la provincia de Alicante», según el informe.

Recuerda que el Ministerio para la Transición Ecológica ordenó al Ayuntamiento de Benidorm el derribo de todas las instalaciones relacionadas con el restaurante en la isla en tres meses desde enero de este años, y el local ya sufrió una sanción por vertidos ilegales al mar y se le denegó la licencia de apertura.

«Ninguna administración pública, local, autonómica o estatal ha tomado cartas en el asunto para que se cumpla la Ley de Costas y se derribe esta construcción, que afecta de forma muy negativa al parque natural de Sierra Helada», advierte.

La organización también otorga Bandera Negra a todo el litoral de Castellón porque, a su juicio, «no ha cambiado nada y se mantiene la tónica general de problemáticas e impactos como urbanismos excesivo, presión humana en parajes naturales, sobrepesca, vertidos y residuos o pérdida de masas boscosas y biodiversidad».

Más

Temas

Playa