«Han perdido mi examen y me he quedado fuera de la oposición»

Yasmina, días antes de la primera prueba de la oposición, durante una sesión de estudio. / lp
Yasmina, días antes de la primera prueba de la oposición, durante una sesión de estudio. / lp

Yasmina, aspirante a una de las plazas de Biología, denuncia ante Educación que su tribunal extravió la prueba y que se lo han calificado como si no se hubiera presentado

J. BATISTAVALENCIA.

Yasmina Pérez, profesora interina de Biología y Geología, ha presentado un recurso ante la conselleria reclamando una solución a su rocambolesco problema. Es una de las 1.061 personas que se matricularon para optar a las 214 plazas de su especialidad en la oposición de Secundaria. Y su examen, el primero de todo el procedimiento, se ha extraviado tras ser entregado a su tribunal. El resultado ha sido el peor posible. «Han perdido un examen que hice y entregué, de lo que tengo pruebas y testigos, y me han calificado como no presentada, por lo que estoy fuera del proceso selectivo», explica la joven, que se ha movido por redes sociales y ha sido asesorada por los sindicatos Stepv y UGT en busca de una salida.

El 26 de junio acudió al IES Misericordia para hacer el primer examen, el desarrollo de un tema teórico extraído a la azar. Tuvo suerte. Le salió uno que había preparado intensamente. Pidió varios folios al tribunal, agotó todo el tiempo para responder de la mejor manera posible y obtuvo el certificado de asistencia correspondiente para poder justificar la ausencia en su centro. Un día después hizo lo propio con el supuesto práctico - «donde también me defendí»- por lo que ya sólo le quedaba esperar a que salieran las notas. Pensaba ya en la segunda fase.

Cuando el pasado día 3 se conoció la calificación provisional del primer examen, figuraba como no presentada. Extrañada, presentó una alegación ante su tribunal a primera hora de la mañana. En la misma defiende que lo había realizado, que había utilizado las correspondientes pegatinas identificativas y que tenía un certificado de asistencia, firmado por el presidente del órgano, que adjuntó. Pedía una revisión de la nota para poder pasar a la siguiente fase de la oposición.

La opositora pide acceder a todas las pruebas del tribunal para ver si lo reconoce por la caligrafía

«Se acordaban de que lo había hecho. Se pusieron a buscarlo y me dijeron que iban a tardar un poco», explica la opositora. «A las doce volví y una de las vocales me dijo que no me preocupara, que lo habían encontrado, pero que me fuera a casa que iban a tardar en sacar las notas», añade, en referencia a los listados definitivos de la primera prueba. Para su sorpresa, cuando poco antes de las 16 horas se conocieron los resultados todo seguía igual. «No presentado» es la calificación que se lee en el acta publicada por el tribunal.

Admiten que hay pruebas

Yasmina volvió por la tarde al IES. No estaba la persona que le había dicho que su examen apareció, por lo que otro miembro del órgano calificador le comunicó que se había tratado de una confusión, que en realidad pertenecía a otro aspirante. «Alegaron que a pesar de que sí había pruebas de que lo había realizado, puesto que firmaron que solicité dos folios más durante el transcurso del mismo y que una de las etiquetas que nos proporcionaron estaba en la conselleria, el examen no estaba, por lo tanto no podían hacer nada más que indicar que no lo presenté», tal y como se puede leer en el recurso de alzada que ha llevado ante Educación después de que la primera alegación no fuera tenida en cuenta.

Para acreditar que sí lo presentó ante el tribunal -su asistencia está clara, tiene el certificado citado-, la opositora ha facilitado los datos de una testigo que también vio «que fue entregado, grapado y guardado por una de las vocales que custodiaba los exámenes». Incluso estuvieron conversando con ella tras la finalización. «Además, tras entregarle el examen me indicó que le llevara la hoja de las pegatinas (identificativas) que me había dejado encima de mi mesa (...), me lo grapó todo junto (...) y dejó mi examen encima de un montón de papeles, sin sobre ni firma», reza el recurso, que también insiste en que la custodia es una función de los tribunales.

El escrito pide que se busque y corrija el examen, que le se permita ver el resto de pruebas por si lo puede identificar por la caligrafía y que en caso de no ser localizado pueda repetirlo con las mismas bolas del sorteo de temas. Mientras tanto reclama que la oposición se paralice.

«Dejé mi trabajo en un centro privado para entrar como interina e ir haciendo méritos para las oposiciones. He estado un año en una academia online y compatibilizándolo con las clases», dice Yasmina, que ya se ha «cansado de llorar» y ahora quiere luchar. El viernes se reunió, acompañada por el Stepv, con el director general de Personal, que se comprometió a estudiar el caso del examen fantasma.

Más