La Generalitat aún adeuda las ayudas de temporales e incendios anteriores en la Comunitat

Viviendas rodeadas de árboles calcinados en Marxquera, tras el incendio de 2018. /Álex Oltra
Viviendas rodeadas de árboles calcinados en Marxquera, tras el incendio de 2018. / Álex Oltra

Las aportaciones por los daños de las lluvias de octubre de 2018 y del fuego de Llutxent todavía no se han completado

J. S.VALENCIA.

La Vega Baja concentra estos días la atención de los dirigentes políticos. Cuando la situación continúa siendo dramática, las visitas de consellers y directores generales se suceden. El pleno del Consell, de hecho, aprobó el viernes un paquete de medidas urgentes para paliar las consecuencias del temporal. El problema es cuando llega este dinero a los ciudadanos.

Se ha podido comprobar como en otras catástrofes naturales las ayudas de la administración tardan meses hasta llegar al damnificado. El papeleo, como se han quejado en diversas ocasiones las víctimas, es complicado y farragoso. Como consecuencia, aún está pendiente el pago de ayudas de anteriores desastres.

Es el caso de los afectados por el temporal que afectó a diversos puntos de la Comunitat en octubre del año pasado. Una de las localidades más afectadas fue Vinarós donde las precipitaciones alcanzaron un récord histórico. Desde el Consell se prometieron ayudas para paliar los daños. El Consell aprobó inmediatamente la resolución, pero las bases para poder solicitarlas no salieron publicadas en el Diari Oficial de al Generalitat hasta junio del año siguiente, casi nueve meses más tarde y la cantidad que se destinó fue de 3,1 millones.

Una mujer de El Verger ha tardado casi once años en recibir el dinero por las inundaciones

Los afectados del incendio de Llutxent de agosto de 2018 empiezan ahora a cobrar las indemnizaciones

Según las fuentes consultadas, los afectados por este temporal están estas semanas empezando a cobrar las ayudas, casi un año después de los hechos.

Ahora se está a la espera de que la Generalitat valenciana publique el decreto para solicitar las ayudas destinadas a los afectados por la gota fría que azotó principalmente a la Marina Alta durante la pasada Semana Santa.

Algo muy similar sucedió con las lluvias registradas en diciembre de 2016. Las bases para poder solicitar las ayudas no salieron publicadas hasta un año más tarde. El gobierno valenciano acabó destinando 4,2 millones de euros a paliar los daños originados por estas precipitaciones en la Comunitat.

La situación se repitió con el temporal que azotó la autonomía en enero de 2017. Los daños se concentraron en el litoral, aunque también las fuertes nevadas causaron destrozos en el interior. Las ayudas volvieron a demorarse un año. Las bases para que los afectados pudieran solicitar estas subvenciones no se publicaron hasta diciembre de ese año, once meses después. La Generalitat acabó destinando cerca de siete millones de euros.

Los afectados del incendio de Llutxent, que se produjo en los primeros días de agosto del año pasado, están ahora empezando a cobrar las ayudas. Así lo confirmó hace unos días el subdelegado del Gobierno en una vista a la Vall d'Albaida. El decreto de la Generalitat se demoró en este caso hasta mayo de 2019 y el Consell destinó finalmente 993.000 euros a este siniestro.

Los casos

11
años ha tardado en cobrar la ayuda de 10.800 euros una vecina de El Verger. La mujer resultó damnificada en las inundaciones que asolaron la localidad en 2007. La Generalitat le reconoció su derecho al cobro de esta cantidad, pero ha tenido que acudir a la Sindicatura de Greuges para poder percibir esta cantidad.
Temporal costero
En enero de 2017 un temporal marítimo dañó las infraestructuras litorales de numerosos municipios valencianos. La situación se complicó por fuertes nevadas en el interior de la Comunidad. Las localidades afectadas solicitaron ayudas que ya han cobrado, aunque tuvieron que esperar casi un año.
993.000
euros ha destinado el Consell para ayudar a los damnificados por el incendio de Llutxent de agosto del año pasado. Los afectados están ahora empezando a cobrar estas cantidades.
Lluvias generalizadas
En octubre y noviembre de 2016 la Comunitat sufrió varios periodos consecutivos de fuertes lluvias, algunas de ellas torrenciales. El Consell prometió de forma inmediata ayudas, pero los damnificados no pudieron empezar a solicitarlas hasta un año después.
159
litros por metro cuadrado en una hora, el récord nacional, cayeron en Vinarós en octubre de 2018 durante una gota fría. El Consell aprobó conceder 3,1 millones de euros a los damnificados en ayudas. Pero estos han tenido que esperar hasta junio de este año para poder solicitarlas.

Las demoras en el cobro de las ayudas ha llevado a algunos afectados a acudir al Síndic de Greuges. Es el caso de una vecina de El Verger que se vio afectada por las inundaciones de octubre de 2007. Se le concedió una ayuda de 10.800 euros que once años más tarde todavía no había cobrado.

Tuvo que acudir al Síndic de Greuges para hacer valer sus derechos. Fuentes de la Sindicatura informaron el viernes que el expediente se cerró después de la Conselleria de Obras Públicas reconociera la resolución del defensor del pueblo valenciano para hacer frente al pago a la vecina de El Verger.