La Eurocámara pide que sea un punto de inflexión para la política europea

EFE ESTRASBURGO.

El presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, la mayor parte de eurodiputados y el comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopoulos, reclamaron ayer a los gobiernos europeos que tomen el 'Aquarius' como revulsivo para reformar sus políticas de inmigración y asilo.

En un debate en el pleno, instaron a que los países del norte no dejen solos a los mediterráneos y a que en la próxima cumbre europea de final de mes se desbloquee la reforma del reglamento de Dublín, que señala que el primer país al que llega el solicitante es competente para su demanda de asilo.

Por otro lado, el Ministerio francés de Economía lamentó que el titular italiano de Economía, Giovanni Tria, cancelase la reunión prevista en París con su homólogo francés, Bruno Le Maire. Tria anuló la cita después de que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, acusara el martes a Italia de «cinismo» tras negar el desembarco en sus puertos del barco 'Aquarius'.

En Ginebra, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur), el también italiano Filippo Grandi, aseguró que como europeo siente «vergüenza» por la forma en la que se ha gestionado la crisis de los 630 inmigrantes. «Está muy claro que Europa necesita reformar su sistema de asilo de una forma colectiva», señaló.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos