Menos esperas y más precisión: la donación de Amancio Ortega a la Comunitat Valenciana

Un TAC de un centro sanitario de la Comunitat. / lp
Un TAC de un centro sanitario de la Comunitat. / lp

La donación de Amancio Ortega reduce las demoras para pruebas sanitarias | La conselleria resalta que los nuevos dispositivos tecnológicos permiten rebajar las dosis de radiación en los tratamientos médicos

D. G. VALENCIA.

«Un antes y un después de la medicina pública, sobre todo en el ámbito de la oncología». La prestigiosa doctora Ana Lluch, referente en cáncer de mama, valoraba así la donación que la Fundación Amancio Ortega iba a realizar a la sanidad pública valenciana; cerca de cuarenta aparatos de última tecnología para detectar problemas y ponerles solución de la mejor forma posible. Y después de que prácticamente la mitad de los dispositivos estén ya en marcha, en la Conselleria de Sanidad han empezado a notar ya el impacto de esta maquinaria de última generación, que ha requerido una inversión de 30 millones de euros.

Al respecto, desde el departamento autonómico indicaron a LAS PROVINCIAS que, principalmente, la instalación de los equipos donados por Amancio Ortega «ha supuesto una mejora considerable en cuanto a la calidad de las exploraciones». De hecho, los nuevos aparatos «permiten una imagen de mayor calidad, en el caso de mamógrafo digital con tomosíntesis, y en el caso de los TAC se ha pasado también a una mejor resolución de la imagen, permitiendo realizar cortes más finos y con mejores reconstrucciones en tres dimensiones». Estos dispositivos de última generación también han permitido que, al sustituir los aparatos analógicos, «se aprecie el impacto en la mejora de la calidad de los estudios».

Los equipos permiten hacer colonoscopias virtuales, perfusión cerebral y TC cardíaco

Además, y en lo que respecta a lo que perciben los pacientes, desde Sanidad indicaron que los nuevos equipos «están permitiendo aumentar la actividad asistencial y los procedimientos intervencionistas, así como reducir los tiempos de demora y de respuesta».

Los equipos de TC, por ejemplo, han mejorado notablemente los antiguos dispositivos obsoletos. «Permiten una exploración más rápida, con reducción de la dosis de radiación y zonas de protección especiales regulables para órganos sensibles», precisaron desde la conselleria. Además, son mucho más versátiles puesto que permiten, tras la obtención de los datos del estudio, gran variedad de posibilidades de procesamiento de las imágenes y posibilidades de nuevos estudios como la colonoscopia virtual, estudios de perfusión cerebral y TC cardíaco, tal y como indicaron las mismas fuentes. En concreto, una quincena de nuevos mamógrafos digitales ya presta servicio en los hospitales valencianos, así como prácticamente todos los TAC adquiridos con la financiación del magnate textil. Sin embargo, todavía falta que arranque la actividad de los dispositivos para realizar resonancias magnéticas o los aceleradores lineales, mucho más complejos en su instalación y manejo. En cualquier caso, la Conselleria de Sanidad espera que, a lo largo del próximo año, los cerca de 40 dispositivos previstos en el acuerdo estén instalados y en marcha. Al respecto, y como ya recogió este diario, todos los mamógrafos nuevos están instalados y en marcha en once centros sanitarios, así como las actualizaciones realizadas en los dispositivos de los hospitales Doctor Peset, Sagunto, General de Alicante y Clínico. Ha facilitado su puesta en marcha que no requieran personal añadido «pues son mejoras o sustituciones» y, en el caso de los nuevos equipos, «pueden manejarse con el mismo personal ya disponible».

En el caso de los TAC, desde Sanidad precisaron que están instalados y en funcionamiento tres equipos de 16 cortes (Sagunto, Ontinyent y La Plana), y otros tres de 64 cortes (Elche, Orihuela y Xàtiva), que funcionan sin necesidad de más personal pues son sustituciones de equipos antiguos, excepto el equipo de Sagunto y Elche que se incorporan nuevos y están funcionando con el personal ya disponible.