Cuenta atrás para poner a punto las playas

Dos tractores llevan arena de la zona del paseo marítimo a la orilla del mar. /Irene Marsilla
Dos tractores llevan arena de la zona del paseo marítimo a la orilla del mar. / Irene Marsilla

Los pescadores de la Albufera reclaman el dragado de las golas para evitar la bajada de capturas en el lago Máquinas y barrenderos borran los restos del temporal con el fin de que los hosteleros salven la temporada

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

Como si se tratara de una operación militar, las brigadas de la contrata municipal se afanaban ayer en eliminar los restos del temporal en el paseo marítimo de la Malvarrosa y Pinedo, con el propósito de que los hosteleros salven el final de la temporada de Pascua.

«Están por todas partes», respondía a media tarde uno de los propietarios de los restaurantes del paseo marítimo. Tras la retirada de toneladas de arena del paseo, llegaba el turno de la jardinería, fuertemente afectada por el viento y la acumulación de tierra. El pasado fin de semana, los montones impedían incluso caminar a los viandantes.

«Aquí estamos a punto, pondremos un poco de grava para que esté todo mejor», respondieron desde uno de los restaurantes de la playa de Pinedo a última hora de la mañana. Las consecuencias del temporal fueron mucho más graves en la zona sur, como ha ido publicando LAS PROVINCIAS, con dunas en El Saler a las que llegó el oleaje, taponando además la gola del Puchol.

Empresarios de la Malvarrosa piden que se quite con regularidad la tierra junto al paseo

Sobre esto último, el presidente de la Comunidad de El Palmar, José Caballer, indicó la propuesta de la entidad de construir un espigón que impida esta situación. «Eso fue descartado por la Demarcación de Costas, aunque deben dar una solución porque supone un grave perjuicio para la pesca en la Albufera.

La acumulación de arena impide a los peces y las anguilas acceder al lago con regularidad. Caballer destacó también el problema que supone la puesta en marcha de las turbinas, unos aparatos situados en la gola del Puchol y que se activan cuando hay que bajar el nivel en la Albufera y el mar está alto.

«Destrozan anguilas, acaban con muchos ejemplares, y lo debería ser algo extraordinario empieza a ser habitual, lo que nos perjudica mucho». En su opinión, la solución debe ser tratar las dos golas, la del Puchol y la de El Perellonet, del mismo modo a lo que sucede en el acceso al lago por El Perelló.

En la parte norte de Valencia los problemas son distintos, pero tienen el denominador común de la arena. Hosteleros consultados por este periódico no entendían la razón de la Demarcación de Costas para rechazar un trasvase de material al litoral del sur. «Dicen que el grano es más fino y que no aguantaría mucho tiempo firme en las dunas, pues que expliquen lo que tenemos que hacer porque cada dos por tres el paseo marítimo acaba lleno de tierra», apuntaron.

Estos días, los tractores de las contratas han esparcido la arena desde las inmediaciones del murete de hormigón blanco hacia la orilla. «Eso lo deberían hacer de manera regular y no como un extraordinario», comentaron las mismas fuentes. El repaso de la jardinería podría prolongarse hasta hoy, aunque la concejalía de Medio Ambiente anunció a principios de semana que ayer terminarían todas las tareas.

Vecinos de El Saler insisten en que el aporte es urgente para evitar la regresión de los cordones dunares

La puesta a punto del litoral en Valencia no supondrá de momento la apertura de las postas de Cruz Roja, lo que se dejará para el próximo fin de semana. Fuentes de la asociación comentaron que a partir de esa fecha, habrá servicio de socorrismo sábados y domingo de 11.00 a 17.00 horas. «Tendremos dos postas abiertas, en Malvarrosa y el Cabanyal, con una ambulancia y una moto acuática», precisaron.

De cara al futuro, los empresarios de esta zona tienen previsto reformar los restaurantes con un proyecto al que están dando vueltas desde hace años y que negocian con el Ministerio de Transición Ecológica. En la parte sur, los vecinos de El Saler reclaman aportes de arena para frenar la regresión, lo que anuncian más grave con las sucesivas ampliaciones del puerto. Y en cuanto a los pescadores de El Palmar, lo que requieren es más coordinación entre las Administraciones públicas.

«No puede ser que el mantenimiento de las playas sea de Costas y que el dragado de las golas de la Albufera corresponda al Ayuntamiento», señalaron como ejemplo. «En El Perelló no sucede este problema porque hay un club náutico y el dragado es continuo. ¿Por qué no sucede lo mismo para que el resto de accesos al lago esté en condiciones?».

Dénia recupera a «marchas forzadas» la normalidad en el litoral

Tras el caos provocado por el temporal que azotó la Marina Alta el pasado fin de semana, los municipios afectados trabajan a destajo para recupera la normalidad. En Dénia los operarios están «forzando la marcha» con la intención de reparar el máximo de costa para el puente de mayo.

El concejal de Medio Ambiente, Josep Crespo, explicó ayer que todavía existen algunos puntos en los que los operarios no han actuado: «en Les Marines el agua arrastró algunos lavapiés y pasarelas, pero en breve se repararán».

Los operarios municipales también están trabajando en la retirada de algas, «en la Marineta ya se han retirado cerca de las 800 toneladas», apuntó Crespo.

Por su parte, en Xàbia, la mayoría de las playas (El Arenal, La Grava o el Portitxol) ya están limpias de cañas y algas. Así lo confirmó el alcalde, José Chulvi, quién aseguró que en estos puntos del litoral «la gente podrá acceder con normalidad este fin de semana».

La Granadella será el único punto de la costa xabiera que tardará «al menos varios días más en volver a su estado original». Aquí se precisa un aporte de grava.

En cuanto a los servicios como los lavapiés o las pasarelas de madera para acceder a la arena, Chulvi señaló que se repararán «un poco más adelante, cuando se inicie la puesta a punto de toda la costa para la campaña de verano». También esperaran unas semanas más para realizar los aportes de arena que se realizan para afrontar el periodo estival, «seguimos con el calendario marcado», matizó.

En la Safor, la playa de la Goleta de Tavernes de la Valldigna no estará lista para recibir a ningún turista ya que los destrozos son de tal magnitud que es imposible acondicionarla en una breve periodo de tiempo. La franja de arena ha desaparecido y en su lugar hay piedras de grandes dimensiones donde es imposible tumbarse al sol. El ejecutivo local ha exigido a Costas que este tramo del litoral esté a punto para el verano, aunque para ello será necesario una gran aportación de arena.

Más sobre los efectos del temporal en las playas valencianas