Cuatro acequias de l'Horta, foco del vertido fecal en las playas

Una de las playas de Valencia que se cerró por vertidos fecales. /Irene Marsilla
Una de las playas de Valencia que se cerró por vertidos fecales. / Irene Marsilla

Los análisis sitúan el «punto negro» de contaminación en áreas de Meliana, Foios y Mahuella y la conselleria planea más alcantarillado

LOLA SORIANOVALENCIA.

La Conselleria de Medio Ambiente ya tiene claro que el origen de la contaminación con aguas fecales en las playas de Valencia y de puntos como Patacona, Port Saplaya, Massamagrell o El Puig está en varias acequias de l'Horta Nord. En la reunión celebrada ayer entre técnicos de Medio Ambiente y técnicos de los ayuntamientos afectados por los vertidos se concretó, además, que hay niveles elevados de bacterias fecales en ocho o nueve acequias entre Puçol y Valencia.

De esta cifra total, son cuatro las áreas que se han considerado de máxima atención ya que han sido calificadas como 'puntos calientes, negros o críticos'. Se trata de tramos de acequias donde los niveles de bacterias son altos y el material contaminante sí que ha llegado hasta las playas de l'Horta.

Las zonas que están en el foco de atención son núcleos donde hay conjuntos de casas, pero que no se encuentran en los cascos urbanos principales de las poblaciones. Uno de los espacios donde hay niveles altos y se ha comprobado que las casas no están conectadas a la red de saneamiento, tal como detallaron desde Medio Ambiente es Mahuella, que es una pedanía de Valencia que se incluye en Poblats del Nord, y que está muy cerca de los pueblos de Albalat y Albuixech.

Valencia inyecta 2,3 millones para paliar la llegada de aguas fecales a las acequias

Otros dos núcleos donde se van a hacer revisiones son Meliana, en concreto en el barrio de Roca, y en Foios, en el barrio de Cuiper.

En el resto de acequias donde hay niveles altos de bacterias fecales se está comprobando que a lo largo del recorrido se diluyen y no crea problemas en la desembocadura en las playas, según explican desde Medio Ambiente.

Desde la conselleria también indican que «una vez descartados los emisarios y las depuradoras, se ha puesto sobre la mesa que el problema al 100% de probabilidad está en algunas acequias».

De hecho, durante la pasada semana pidieron a los pueblos asistentes a la reunión que recogieran distintas muestras para detectar los tramos donde se estaban registrando los problemas. Y los detalles que comienzan a conocerse son fruto de estas analíticas.

Según fuentes consultadas, ahora serán los propios técnicos de Medio Ambiente los que van a visitar los primeros puntos que ya se han señalado para hacer exámenes más exhaustivos. Previsiblemente estos trabajos se harán desde el próximo lunes y hasta el miércoles, día en que se volverán a emplazar.

En la comisión técnica también se indicó que se va a ir actuando a dos velocidades para resolver los problemas. Por un lado, según indicaron desde Medio Ambiente, se va a hacer un plan de choque, es decir actuaciones inmediatas, en las zonas donde se han detectado los 'puntos negros', ya que no hay conexiones con el alcantarillado.

En segundo lugar, se tienen que programar obras de infraestructuras para hacer conexiones con el alcantarillado o colectores que precisarán más tiempo, ya que habrá que presentar el proyecto, hacer estudios de impacto ambiental y licitar obras. Como detallaron en Medio Ambiente, «a pesar de que no se trata de una competencia de la conselleria, la administración va a ofrecer su ayuda».

Desde la conselleria indicaron que, de hecho, algunas de estas obras «se van a incluir en el tercer plan de saneamiento que licitaremos antes de que acabe el año. El objetivo será dar solución a los problemas de conexión con el alcantarillado o los colectores». En otros casos, serán los propios municipios los que tendrán que impulsar los proyectos y podrían acogerse a ayudas de varias administraciones.

La próxima reunión de esta comisión técnica será el miércoles y se ha puesto como 'deberes' a los municipios que hagan un resumen localizando sus puntos conflictivos.

Hacen falta treinta millones

Por otro lado, cabe destacar que el Ayuntamiento de Valencia también va a mover ficha para solucionar los problemas de conexiones en su término. De hecho, para la quinta modificación de crédito que está en marcha se va a pedir dinero para mejoras de alcantarillado, ya que se han calificado estos proyectos como 'urgentes'.

En concreto, se van a inyectar 2.314.614 euros para renovar alcantarillado y colectores. En el informe municipal aparece esta partida con el concepto de «desconexión de vertidos de aguas fecales en acequias y renovación de colectores dañados». También se incluye «la sustitución del colector Ibiza-Cantarranas al colector Norte».

En los informes que se incluyen en la quinta modificación de crédito, el Ciclo Integral del Agua recuerda que requieren «numerosas actuaciones» y se añade que «la cantidad ahora solicitada sólo cubre una parte de las necesidades del alcantarillado y saneamiento que se cuantificaron ya en diciembre de 2018 en 30 millones de euros».