Compromís rechaza el pago de futuros peajes en la carretera

I. D.VALENCIA.

Compromís en el Senado lamentó ayer que el PSOE «siga sosteniendo» el pago de futuros peajes en la AP-7, los cuales la coalición rechazó y reclamó a los socialistas que sean «leales y transparentes». «No puede disfrazar la realidad y transmitir que se van a acabar los peajes por circular cuando está estudiando recaudar por otras vías», dijo su portavoz en el Senado, Carlos Mulet.

Este político mostró su «desagrado» por las afirmaciones del secretario general de Infraestructuras en funciones del Ministerio de Fomento, Julián López, que «no dejan lugar a dudas». «Se van a levantar las barreras, pero el Gobierno está estudiando cómo seguir cobrando peajes a sus usuarios», denunció.

Ya durante una visita a Alicante para reunirse con el conseller de Obras Públicas, Arcadi España, López no aclaró si, una vez liberalizada la AP-7, se establecerá algún pago posterior por uso que se destinaría a gastos de mantenimiento.

Por otro lado, en referencia a las declaraciones Mulet, el senador socialista por Castellón Artemi Rallo tachó de «irresponsable» la conducta de «representantes políticos que intentan extender manto de duda sobre una realidad que podrá constatarse de forma clara e inequívoca a partir del 1 de enero del 2020».

Mientras, para el director-gerente de la Cámara de Contratistas, Manuel Miñés, aseguró que la decisión sobre la liberalización es «precipitada» ya que «los municipios colindantes no tienen las interconexiones entre la N-332 y N-340 con la AP-7, salvo la licitada de Oliva Sur, con casi tres años de obras». A su juicio, a corto plazo sólo beneficiará al tráfico de largo recorrido.