Fuertes trombas de agua en Valencia y granizadas en el área metropolitana

Tormenta en Valencia/LP
Tormenta en Valencia / LP

En Llíria se han recogido más de 15 litros en apenas 10 minutos y en l'Horta Sud se acumulan 30 litros en menos de una hora

Juan Sanchis
JUAN SANCHISValencia

La variabilidad meteorológica está marcando la primavera en la Comunitat Valenciana tal y como se pudo comprobar durante la jornada de este miércoles. El calor y el embolsamiento de aire frío sobre la Península Ibérica hicieron que las tormentas volvieran a ser protagonistas en comarcas como Camp de Túria y l'Horta Sud. A primeras horas de la tarde una tromba de agua y granizo dejó más de 40 litros por metro cuadrado en el sur del área metropolitana de Valencia.

Los últimos días del mes de mayo y los primeros de junio se han caracterizado en la Comunitat Valenciana por las continuas tormentas, que han sido especialmente intensas en los últimos once días. Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), se han originado por la confluencia de un embolsamiento de aire frío en las capas altas de la atmósfera y el calor que se ha registrado en la superficie terrestre. Según Aemet, la mayor parte de las precipitaciones registradas en mayo estuvieron generadas por tormentas. Las mismas fuentes señalaron que no se trata de una circunstancia atípica de la climatología en estas latitudes, pero durante el mes fueron más frecuentes de lo habitual.

También característica específica de este periodo ha sido que estos fenómenos no han tenido el grado de organización suficiente para afectar de forma general a todo el territorio valenciano. Como dato significativo Aemet resalta que mayo de 2018 ha sido el que más descargas procedentes de rayos ha contabilizado, por encima del mismo mes de 2008.

Las tormentas más importantes se registraron los días 27, 29 y 30 de mayo. El día 27 se registraron granizadas en el interior de la provincia de Valencia con un calibre que osciló entre los dos y tres centímetros en Ayora. Los fenómenos meteorológicos del pasado 29, aunque llegaron acompañados de granizo, se caracterizaron por la intensidad de la precipitación, que llegó a ser muy fuerte en la localidad de Ayora.

El día 30 las tormentas fueron generalizadas en la mitad norte de la Comunitat, con granizo en localidades como Villar del Arzobispo, y precipitaciones muy intensas en Vinaròs y otras localidades de la provincia de Castellón.

Horta Sud y Camp de Túria

Las tormentas de este miércoles se centraron especialmente en las comarcas de l'Horta y el Camp de Túria, donde dejaron granizo y precipitaciones intensas que se acercaron a los 40 litros por metro cuadrado. Las convergencias de viento entre las brisas del mar y el poniente, según Aemet, suministraron el empuje vertical que originaron estas tormentas.

Durante las primeras horas de la tarde las nubes se cerraron sobre el norte de la provincia de Valencia. Tras más de tres horas la parte más activa de la tormenta, que se desplazó lentamente de oeste a este de la Comunitat, se adentró en el mar dando paso a una mayor estabilidad atmosférica. La actividad se localizó principalmente en Valencia y Alicante, aunque también se registraron precipitaciones en puntos de la provincia de Castellón. La mayoría de los rayos se contabilizaron en l'Horta Sud y en el área metropolitana de Valencia.

La estación meteorológica de Catarroja recogió 23,6 litros por metro cuadrado en tan solo 10 minutos, por lo que extrapolado a una hora, sería el equivalente a 141,6 litros por metro cuadrado. La lluvia torrencial provocó filtraciones en el Centro de Salud, aunque sin causar daños, y en viviendas particulares. Los litros recogidos ayer impidieron que el túnel de la Ronda Este volviera a abrirse al tráfico, ya que estaba cerrado desde las lluvias del pasado domingo que lo inundaron. Ayer, tras la tromba continuaron los trabajos para retirar el agua acumulada, al igual que en el túnel de Pelayo, informa Ada Dasí.

La célula de la tormenta estuvo activa en la zona comprendida por las localidades de Benaguasil, Pobla de Vallbona y Llíria, donde se produjeron importantes precipitaciones de granizo. Sólo en la estación de Llíria se registraron más de 19 litros por metro cuadrado en tan sólo media hora y 15,6 en apenas diez minutos con rachas de viento de 64 kilómetros por hora.Las precipitaciones también se dejaron notar en la Marina Alta. Un chaparrón dejó en Dénia hasta 9 litros por metro cuadrado en la zona de Madrigueres. Durante unos minutos la intensidad del agua fue tal que llegó a la altura de las aceras en algunos puntos, algo que suele ser habitual. Pero pronto regresó a la normalidad. En Pedreguer se superaron los 8 litros, mientras que en Calp y el Gata de Gorgos se registraron 6,6, informa Rosa González.

La alerta amarilla por lluvias se mantuvo hasta primeras horas de la noche de ayer. Durante el resto del día se registraron tormentas a lo largo del territorio valenciano con lluvias intensas, pero no con la virulencia de las registradas a primeras horas de la tarde.