El by-pass registra 86 accidentes con víctimas y 458 atascos sólo en un año

Dos camiones siniestrados y uno de ellos incendiado en un tramo del by-pass. / j. monzo
Dos camiones siniestrados y uno de ellos incendiado en un tramo del by-pass. / j. monzo

La ampliación de la autovía A-7 se encuentra a la espera después de cumplir una década desde los primeros trámites

PAULA NIETO

El día a día del conocido como by-pass o A-7 se resume en continuos problemas de tráfico que se agravan en épocas señaladas, como será la operación retorno que tendrá lugar este domingo. En el último año, durante el periodo del 1 de agosto de 2018 al 21 de agosto de 2019, se han registrado 86 accidentes con víctimas, 2 de ellas fallecidas, una en el 2018 y otra durante el 2019. Además, la cifra de retenciones producidas en este punto conocido como una de las carreteras con mayor siniestralidad de España ha sido de 458, según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT) a este periódico. Esto supone más de un incidente al día.

Los problemas de tráfico se deben, sobre todo, al gran tránsito de vehículos particulares y camiones que se produce en esta carretera, que registra una intensidad media diaria (IMD) de 87.804 vehículos. El by-pass, además, se considera una carretera peligrosa por el elevado tránsito de camiones, ya que del total de circulación, el 21,78 % son vehículos pesados.

Carlos García, empresario del Transporte y la Logística: «Es una actuación fundamental»

El secretario general de la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística, Carlos García, declaró que la ampliación de carriles en el by-pass es la reivindicación histórica de un carril destinado únicamente a vehículos pesados, además de «una mejora evidente, aunque limitada». Asimismo, García explicó que «un acceso norte al puerto ayudaría a descongestionar una vía que se ve afectada en la circulación». Una «actuación fundamental» que «reduciría las emisiones, el coste de la mercancía y que ayudaría a un ahorro de kilometraje». Una circulación que sería más fluida, ya que «los 4.500 vehículos diarios que entran al puerto por el tramo del by-pass» tendrían un mejor acceso que beneficiaría tanto a camiones como a vehículos privados. García manifestó que «si Valencia quiere un acceso fluido para su circulación, tendrá que entender que por el norte se tiene que acceder al puerto».

La respuesta a este problema llegó ya hace una década, cuando se pusieron en marcha los primeros trámites para un proyecto que buscaba acabar con las elevadas cifras de incidentes de tráfico. Más tarde, en 2014, se aprobó el plan de ampliación del by-pass con el objetivo de reducir atascos y accidentes. De este modo, se preveía ampliar los seis carriles actuales hasta los diez o doce (en los dos sentidos) y separar el tráfico de largo recorrido de aquellos que lo utilizan como forma de acceder a la ciudad, en un proyecto que supera los 288 millones de euros.

La declaración de impacto ambiental se dejó preparada en abril de 2018 y en diciembre se obtuvo la aprobación definitiva de los proyectos de trazado. En estos momentos, la ampliación del by-pass se encuentra bloqueada por la suspensión de pagos de la consultora encargada de los proyectos constructivos, lo que se traduce en una situación concursal que deja, de nuevo, la ampliación de 22,5 kilómetros del tramo en lista de espera.

Un proyecto prometedor que ha encontrado otros obstáculos, como la negativa del Ayuntamiento de Paterna a la ampliación del by-pass por miedo a que aumenten los «problemas de ruido, contaminación, congestión de tráfico e inundabilidad». El primer edil socialista de Paterna recalcó en su momento que esta ampliación también saturaría el nivel de tráfico en las áreas de La Canyada y Fuente del Jarro.

Las cifras

87.804
es la intensidad media diaria de vehículos del by-pass, de los cuales el 21,78 % son pesados.
86
es el número de accidentes con víctimas que se han registrado en el último año, 2 de ellas fallecidas.
288
millones de euros es la inversión necesaria para la ampliación y mejora del by-pass.
458
es el número de retenciones que se han registrado en este punto, según fuentes oficiales.

Desde la Cámara de Contratistas de la Comunidad Valenciana, su director-gerente, Manuel Miñes, explicó a este periódico la necesidad de que el Ministerio de Fomento «negocie» lo antes posible el rescate de un proyecto «que está prácticamente ultimado». «No podemos esperar a que la licitación del by-pass sufra nuevos retrasos por culpa de esta suspensión de pagos de la Consultora, que con un seguimiento adecuado debería haberse evitado», señaló Miñes. Para la Cámara de Contratistas, este proyecto es considerado como prioritario. Su director-gerente recalcó que «el Ministerio de Fomento y sus Órganos de Contratación deberían haber estado lo suficientemente ágiles y vigilantes para que la ejecución de este proyecto de construcción y declaración de impacto ambiental no hubiera estado inmerso dentro de la masa de acreedores del Concurso».

La semana pasada, efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia intervinieron en la extinción de las llamas de dos camiones que se incendiaron mientras transitaban por distintos puntos de la A-7, en los términos de Riba-roja y l'Alcúdia. Por otro lado, el vuelco de un camión a primera hora de la mañana produjo largas retenciones en el by-pass, a la altura de Paterna. El corte del carril derecho, invadido por el vehículo siniestrado, fue el causante de hasta diecisiete kilómetros de atasco. Además, otro accidente de tráfico en el que se vieron implicados siete coches generó colas que alcanzaron los siete kilómetros en pleno retorno del puente de agosto.

Como informó LAS PROVINCIAS, el Ministerio de Fomento publicó el pasado julio la licitación de una obra de mejora del asfalto en uno de los tramos del by-pass con el objetivo de mejorar la seguridad en la circulación y aumentar la adherencia de los neumáticos y la durabilidad de la calzada.