Ganado para prevenir incendios

Ovejas pastando en un cortafuegos de Tuéjar. :: lp/
Ovejas pastando en un cortafuegos de Tuéjar. :: lp

El pastoreo constituye una práctica agraria sostenible frente a las llamas

LAURA CHIRIVELLA

valencia. Las estadísticas y estudios confirman que la mano del hombre se encuentra detrás del 98 por ciento de los incendios declarados en la Comunitat Valenciana, convirtiéndose en la segunda región con mayor riesgo de sufrir las consecuencias del fuego. Aún así, la labor de prevención sigue siendo el motor fundamental para acabar con esta lacra que cada año afecta a la región valenciana y a su flora y fauna en particular.

En este sentido, al trabajo realizado por las brigadas y voluntarios, entre otros, se suman otros métodos más naturales como la utilización del ganado para ayudar a eliminar el combustible vegetal. Esta práctica agraria (considerada sostenible) resulta beneficiosa para el monte valenciano donde aguardan pastos de gran calidad. Al mismo tiempo, éstos tienen una importante implicación con el servicio de regulación de incendios forestales, tanto en mantenimiento de áreas cortafuegos, como en la disminución de carga combustible vegetal en general.

Comunitat: Alerta alta

Litoral: Alerta media/baja

Interior: Alerta alta

Temperaturas máximas

31º

Dentro de la ardua tarea de prevenir y mantener a raya las zonas con abundante vegetación, los animales tienen reservada este pequeño margen de actuación. En este sentido, el ganado ovino, caprino y bovino son los encargados de acabar con el combustible vegetal que supondría un 'polvorín' en caso de entrar en contacto con las llamas, y en consecuencia, arrasar hectáreas de zona forestal.

Además, permiten el mantenimiento de los cortafuegos. Aún así, esta actividad debe llevarse a cabo de forma prudente para que sus resultados sean beneficiosos en la lucha contra el fuego.