La campaña del níspero comienza con optimismo en la Marina Baixa tras el descalabro del año pasado

La zona de producción de la DOP de Callosa d´En Sarriá supone la mitad de la cosecha en España y el 80% de la recolecta es exportada a Italia

Recolecta de níspero en la Marina Baixa. /L. P.
Recolecta de níspero en la Marina Baixa. / L. P.
L. P. ALICANTE

La campaña de recogida del níspero en la Marina Baixa comienza con buenas expectativas tras el descalabro del año pasado. El primer confinamiento en España y en Europa lastró la campaña de 2020, aunque los agricultores confían en que ahora llegue la recuperación. En la comarca alicantina, la zona de producción con Denominación de Origen Protegida de Callosa d´En Sarriá concentra el 50% de la cosecha anual en España de este apreciado fruto primaveral.

Los productores confían en que este 2021, si las temperaturas se mantienen estables, la producción alcance los 13 millones de kilos, frente a los 10 del año pasado. "Si algo hay que destacar esta campaña es que la que la climatología ha acompañado con ausencia de lluvias en la floración, temperaturas suaves durante todo el invierno y precipitaciones muy puntuales y caídas de forma suave en el momento del cuaje", destaca este miércoles Asaja Alicante. Los agricultores creen que este año la calidad del níspero de la Marina Baixa será excelente y añaden que llega al mercado "con los mínimos tratamientos por la ausencia de humedad".

"Tendrá un gran sabor"

El presidente de ASAJA Callosa d´En Sarrià, Rafael Gregori, avanza que el níspero de este año "tendrá un gran tamaño y un sabor como hacía años que no conseguíamos”. También señala la necesidad de reponerse de un año 2020 "muy complicado" en el que muchos agricultores se han visto obligados a arrancar algunas parcelas por no poder aguantar la situación de inestabilidad y falta de rentabilidad.

En cuanto al inicio de la campaña, viene con un retraso de 20 días con respecto al 2020, con lo que el factor de la precocidad en los mercados podría verse mermado. Pero los productores son optimistas y, aunque ya se está recolectando la fruta en las zonas más primerizas de la comarca, esperan alcanzar el grueso de recolección en un par de semanas, coincidiendo con el previsible desconfinamiento de Italia, donde se destina el 80% del níspero de Callosa.

ASAJA Alicante también recuerda hoy que los agricultores "siguen luchando" para conseguir una rebaja permanente del índice del IRPF de este fruto tan característico y artesanal. "El índice general del módulo para el níspero es de 0,37 y solicitamos una reducción permanente del 0,16 porque su producción requiere un proceso puramente artesanal", añaden.