La EMT tendrá sólo 60 centímetros de margen en el carril de las grandes vías

Calzada de la Gran Vía Fernando el Católico, esta semana. / irene marsilla
Calzada de la Gran Vía Fernando el Católico, esta semana. / irene marsilla

El espacio del transporte público quedará en 3,15 metros por el itinerario ciclista mientras que los nuevos autobuses tienen una anchura de 2,55

P. MORENO VALENCIA.

El proyecto para remodelar la calzada de la Gran Vía Fernando el Católico con el propósito de incluir un carril ciclista tiene una víctima colateral. El espacio destinado al transporte público se reducirá a 3,15 metros de anchura en casi todos los tramos, lo que dejará un margen de sólo 60 centímetros a los autobuses de la EMT, en concreto a los 36 vehículos articulados que están ahora en proceso de compra, lo más adecuados para este tipo de itinerarios.

Como ha venido informando LAS PROVINCIAS, la anchura asignada a los carriles ciclistas (uno por sentido) será de un metro de anchura en la parte más próxima a los bordillos de las aceras. En los planos que adjunta la memoria se indica 1,20 metros al incluirse la señalización horizontal que separará a los usuarios de la bicicleta de los autobuses de la EMT y los taxis.

Los técnicos consideran que hay margen para el estrechamiento de los carriles reservados a tráfico privado, que perderán entre 15 y 20 centímetros de media cada uno de anchura. Lo mismo sucede con el transporte público, dado que no se plantea ninguna objeción en la documentación a la que ha tenido acceso este periódico, aunque sin duda será una circulación complicada.

El carril bus actual tiene una anchura que llega hasta los 3,75 metros de anchura en algunos tramos, siempre con la referencia del proyecto incluido por la concejalía de Movilidad en el expediente. Después del añadido del carril ciclista en las grandes vías, se quedará en 3,15 metros, lo que deja el margen citado para los nuevos autobuses. El pliego de condiciones indica que las empresas pueden ofrecer modelos de entre 2,50 y 2,55 metros. En la compra de los últimos 37 vehículos la anchura fue la misma.

El concejal de Ciudadanos Narciso Estellés alertó hace unos días de la peligrosidad de esta planta viaria, por lo que tiene la intención de pedir una serie de explicaciones al concejal de Movilidad. La construcción del carril ciclista se aprobó en las votaciones vecinales de los presupuestos, aunque la citada delegación estableció su viabilidad.

Otra de las circunstancias de los dos itinerarios es que pasarán por delante de las paradas de la EMT, por lo que los ciclistas deben frenar cuando haya un autobús aparcado o adelantarlo por la izquierda. Según los planos, entre la situada entre la plaza de Vannes y la calle Jesús quedará una anchura de 4,45 metros para los dos medios de transporte.

Por otro lado, el portavoz municipal de Ciudadanos, Fernando Giner, recordó ayer que una de cada tres paradas de la EMT sigue sin bancos ni marquesinas. «Nuestros mayores no tienen sitio a la sombra en 450 paradas y falta voluntad política para cumplir la ley de accesibilidad, con 80 pendientes de adaptar».

El gobierno municipal tiene en concurso la remodelación de una serie de paradas, aunque ya se ha rebasado con creces el plazo máximo fijado en la Ley de Accesibilidad. Giner añadió que la aportación del Ayuntamiento a la EMT «es cada año mayor, nos cuesta mucho dinero a los valencianos y se nota poco».

El concejal comentó que «demasiadas líneas diurnas tienen una frecuencia de paso superior a los diez minutos en los días laborables. El servicio de la EMT es más que deficiente en 12 líneas con esperas impropias de un servicio público de calidad hoy en día». Por último, destacó el elevado número de coches que se quedan fuera de servicio.

Fotos

Vídeos