Las Provincias

El Ayuntamiento estudia reducir el tiempo permitido para aparcar en el carril bus

Varios coches aparcados por la noche junto a una parada de autobús en las grandes vías.:: irene marsilla
Varios coches aparcados por la noche junto a una parada de autobús en las grandes vías.:: irene marsilla
  • El consistorio constata en la Mesa de la Movilidad que vecinos, EMT y taxistas quieren restringir el horario para estacionar en la vía por las noches

Las largas filas de coches aparcados en los carriles bus de prácticamente toda la ciudad, pero sobre todo del centro, podían tener sus días contados. El Ayuntamiento de Valencia estudia en estas fechas cambios en la norma que permite estacionar en el carril bus entre las 22 y las 8 horas del día siguiente. Se trata de una norma con la que no están de acuerdo ni vecinos, ni EMT ni taxistas. Únicamente hosteleros apoyan la medida.

Así lo constató la concejalía de Movilidad Sostenible en la última sesión de la Mesa de la Movilidad dedicada a transporte público. En esta reunión, según explicaron fuentes del departamento que dirige Giuseppe Grezzi, la Federación de Asociaciones de Vecinos solicitó que se adelantara la hora de fin de permiso para estacionar en el carril bus: de 8 a 7 de la mañana. Cabe recordar que determinadas líneas comienzan a circular en torno a las 5 horas. En ese mismo encuentro, otras entidades como Russafa Descansa «trasladaron su deseo de que -al menos- en su área de influencia, el carril se reservara exclusivamente a EMT y taxi». En ese mismo sentido se ha expresado en varias ocasiones, según las mismas fuentes, la Coordinadora de Ciutat Vella.

Pero quien más insiste en la derogación de esta autorización es el transporte público. Tanto taxistas como la propia EMT han pedido repetidamente que se suprima. En la última reunión de la Mesa de la Movilidad, el sector del taxi solicitó «que se hagan cumplir los dictados de la DGT y el carril se reserve las 24 horas del día al uso exclusivo de EMT y taxi», mientras desde la EMT tanto la gerencia como los sindicatos solicitan que, al menos mientras sus autobuses operan, «los carriles y especialmente las paradas estén totalmente despejadas, puesto que el mal estacionamiento impide a los autobuses acercarse a las dársenas dificultando el acceso con seguridad de cualquier ciudadano y especialmente el de las personas con movilidad reducida», indicaron fuentes de Movilidad. Por su parte, representantes de ambos colectivos también han comunicado en reiteradas ocasiones las molestias que les generan los infractores, precisamente por impedir el normal funcionamiento de la EMT.

«Solo un portavoz del sector de la hostelería dijo que a su parecer todo era correcto y se siguiera permitiendo estacionar como ahora», explicaron desde la concejalía, que está valorando en estos momentos estas opiniones y no descarta nuevas reuniones para abordar una solución al problema que le transmiten todos estos colectivos.

Cabe recordar que a comienzos de año el concejal Grezzi dejó caer la posibilidad de suprimir el estacionamiento nocturno en el carril bus, muy común sobre todo en calles del centro de la ciudad como las grandes vías o la calle de la Paz. En su momento, asociaciones de hosteleros y locales de ocio cargaron duramente contra la iniciativa de Grezzi, recogida en exclusiva por LAS PROVINCIAS. Tanto fue así que el alcalde, Joan Ribó, tuvo que desautorizar a su concejal y asegurar que la propuesta no estaba en el programa de gobierno de Compromís.

Sin embargo, las distintas reuniones de la Mesa de la Movilidad han dejado patente tanto la contestación social al estacionamiento nocturno provoca en determinadas zonas por parte de vecinos y transporte público, como el apoyo del sector del ocio y la intención del Consistorio de reducir la cantidad de gente que coge el coche por la noche, en parte para evitar accidentes y fomentar el uso de transporte público incluso por la noche.