Las Provincias

Ribó concede a Acció Cultural la segunda mayor ayuda para proyectos culturales

La última manifestación del 25 d'Abril, con la pancarta de Acció Cultural en primer término.
La última manifestación del 25 d'Abril, con la pancarta de Acció Cultural en primer término. / AFP / José Jordán
  • La entidad catalanista y tres iniciativas de Ruzafa copan las subvenciones más altas en el reparto de 150.000 euros de los fondos municipales

El Ayuntamiento aprobó ayer en junta de gobierno el reparto de 150.000 euros en subvenciones para proyectos culturales, destinados a asociaciones sin ánimo de lucro. Entre las cuatro que han recibido la mayor franja de dinero, entre 7.900 y 8.900 euros, se encuentra en segunda posición la conocida asociación catalanista Acció Cultural del País Valencià con una ayuda de 8.224 euros. La entidad fue fundada entre otras personas por Joan Fuster y Eliseu Climent, siendo su presidente actual el escritor Joan Francesc Mira.

Con la ayuda aprobada ayer en la junta, el gobierno municipal tripartito beneficia por tercera vez estos meses a proyectos de la órbita catalanista. El penúltimo fue la concesión de 12.000 euros a un instituto catalán, cuyo secretario es Eliseu Climent, para la elaboración de un libro blanco sobre el desarrollo territorial en la región mediterránea.

Acció Cultural tiene entre sus fines la promoción de la lengua catalana, para lo que promovió durante muchos años el funcionamiento de repetidores para que en la Comunitat Valenciana pudiera verse TV3. También la rehabilitación de un edificio en el centro de Valencia, actual sede de Octubre Centre de Cultura Contemporània, según figura en su página web. Curiosamente, la delegación valenciana del instituto Ignasi Villalonga, el que recibirá 12.000 euros, está en la misma dirección.

Por delante de Acció Cultural sólo se ha situado la asociación Valencia Negra, con 8.743 euros, mientras que Russafa Art se ha llevado un total de 8.119 euros y Russafa Escènica un total de 7.911 euros. Como se observa, el barrio de moda de Valencia en el apartado cultural ha copado la adjudicación de la mayoría de proyectos, a excepción del concedido a Acció Cultural.

La concejala de Cultura, Glòria Tello, comentó ayer que no había dinero en la delegación para financiar proyectos culturales, por lo que se tuvo que recurrir a una modificación para obtener los citados 150.000 euros. Al concurso promovido por el Ayuntamiento se presentaron 91 propuestas, de las que 73 recibirán ayudas con fondos públicos.

El tribunal que estudió todas las solicitudes, indicó la delegada, ha estado formado por funcionarios del Consistorio y personal de la Universitat de València, que han supervisado todo el proceso. Entre los requisitos pedidos indicó que los proyectos «tuvieran solvencia, calidad y eficiencia». Citó también la capacidad organizativa y que los proyectos «fueran abiertos, con impacto para el número máximo de beneficiarios, que no fueran cerrados para una asociación en concreto».

Once proyectos se quedaron por debajo de la puntuación mínima de once puntos, por lo que el dinero se repartió entre los demás. Se trataba de propuestas basadas en «una única actuación o que justificaban el gasto en inversión, cuando nosotros no subvencionábamos eso sino actividades culturales. También los había con falta de una buena justificación», dijo Tello.

Una vez seleccionados, el citado tribunal los repartió en cuatro tramos en razón de la cuantía de subvenciones a recibir. Acció Cultural fue colocada casi en la cúspide del primer reparto de ayudas del tripartito en material cultural.

En cifras, en el primer tramo se colocaron 22 iniciativas de otras tantas subvenciones, que se repartirán ayudas que van desde los 282 a los mil euros. El segundo se refiere a 26 proyectos, con concesiones que van de mil a dos mil euros. El siguiente, de dos mil a cuatro mil, acogerá a 21 propuestas, mientras que el listado se completa con las cuatro citadas.

El proceso del reparto de subvenciones se inició el 11 de febrero con la aprobación de las bases y la propia convocatoria, mientras que el acta de la comisión técnica se realizó el 6 de julio. La concejala destacó que hasta el día 15 de este mes, las beneficiarias tenían plazo para justificar la entrega de las subvenciones, aunque como se encontraron varios casos de impagos de impuestos con el Consistorio o la Agencia Tributaria, se aplazó al día 22.

«Vimos que tres o cuatro asociaciones tenían pequeñas deudas, que muchas no sabían ni que las tenían, y era una pena dejarlas fuera», por lo que se decidió ampliar los plazos de la resolución, dando tiempo a que hicieran los pagos.

«Este es un tema que los agentes culturales esperaban como agua de mayo y había cierta expectación porque nunca se había hecho», destacó la concejala acerca de la concesión de las ayudas, quien añadió que el sector cultural «está mal, es una pequeña ayuda que hemos querido compartir con la gente que se lo curra y hace cosas por la ciudad».