Las Provincias

Un conductor que da positivo por alcohol y cannabis arrolla a un ciclista y a su hija

La Policía Local retira la bicicleta del lugar del siniestro, ayer por la mañana. :: lp
La Policía Local retira la bicicleta del lugar del siniestro, ayer por la mañana. :: lp
  • Testigos aseguran que tuvieron que sacar a la menor de debajo del coche tras el accidente, ocurrido en la avenida de Cataluña de Valencia

valencia. Un conductor que dio positivo por alcohol y drogas atropelló ayer por la mañana a un ciclista y su hija en la avenida de Cataluña cuando, presuntamente y según testigos, se saltó un semáforo en rojo y arrolló al ciclista, que cruzaba por el carril bici. Tanto el padre como la niña fueron trasladados al Hospital Clínico donde se les hicieron pruebas pero fuentes policiales explicaron que su estado no revestía gravedad.

Todo ocurrió en torno a las 10.30 horas en la rotonda de Blasco Ibáñez con la avenida de Cataluña. Un vehículo que circulaba por la rotonda se saltó, presuntamente, el semáforo en rojo para vehículos (aunque la Policía Local emprenderá ahora una investigación para discernir qué ocurrió) y en el giro arrolló a un hombre que circulaba por el carril bici, cruzando el paso de cebra, con su hija menor de edad sentada en la silla de la bicicleta. Según fuentes policiales, tanto padre como hija fueron trasladados al Hospital Clínico, donde incluso a la menor se le realizaron pruebas neurológicas para comprobar que no sufría lesiones de gravedad. El conductor, un varón de 38 años de edad, dio positivo, en pruebas posteriores, por alcohol y cannabis.

El relato de testigos presentes en la zona da más detalles. Según ha podido saber LAS PROVINCIAS, tras el accidente la menor terminó debajo del vehículo y tuvieron que ser los mismos testigos quienes levantaron el coche para rescatar a la niña, cuyo casco absorbió buena parte del año. «Le ha salvado la vida, segurísimo», decían los testigos. Sobre el estado del padre, aseguraron que estaba «muy nervioso» y quería «comerse al conductor», que según los propios testigos, tal como confirmó la Policía Local, estaba bajo el efecto de sustancias estupefacientes y de alcohol.

El de ayer no fue el único atropello de la semana. Una joven de 17 años resultó herida grave el martes por la tarde en Valencia al ser atropellada por un coche en la avenida de Blasco Ibáñez. El accidente tuvo lugar sobre las 18.30 horas cuando la víctima, al parecer, cruzó la calzada por un lugar indebido.

Varias patrullas de la Policía Local se movilizaron con urgencia para asistir a la joven y regular el tráfico. Un equipo del Servicio de Ayuda Médica Urgente (SAMU) asistió a la menor y la trasladó al Hospital Clínico de Valencia.

La víctima sufrió un traumatismo craneoencefálico y se encontraba aturdida cuando fue atendida por los sanitarios. Sangraba por la cabeza pero estaba consciente. Un equipo de atestados de la Unidad de Tráfico de la Policía Local se hizo cargo de la investigación del atropello.

Los agentes inspeccionaron de forma minuciosa el coche y la calzada. La conductora del turismo declaró que la chica estaba distraída cuando cruzó la avenida. El coche circulaba a escasa velocidad en el momento del atropello.

El viernes 11 de este mes una mujer de 48 años que circulaba con una bicicleta resultó herida grave al ser atropellada por un coche en la calle Pintor Maella de Valencia. El accidente tuvo lugar sobre las 15.40 horas. Un equipo del SAMU acudió con urgencia al lugar para asistir a la víctima, que sufrió un traumatismo craneal y varias contusiones.