Rocío Gil, fallera mayor de Valencia de 2018: «He conseguido que mi sueño se haga realidad»

Abrazo. Rafael, María José y Carla abrazan a Rocío. / irene marsilla

Esta joven devota de la Virgen afirma que es una «fallera muy entregada y espero llegar a todos los rincones de Valencia»

L. S.VALENCIA.

Rocío Gil, fallera mayor de Valencia 2018, asegura con aplomo que ha conseguido «que mi sueño se haga realidad». «Es el sueño de cualquier familia fallera», añadió. Durante toda la noche se mostró muy segura de sí misma. «Soy una fallera muy entregada y espero llegar a todos los rincones de Valencia para mostrar mi cariño», dijo nada más ser elegida. También afirmó que es una gran devota de la Mare de Déu y fallera desde que nació. El pasado año quedaron cuartos en teatro, en Corta B, «y pensaba volver a subirme al escenario, pero tendrán que ser el próximo ejercicio».

Para su puesta de largo ante la sociedad valenciana eligió un traje de color rojo, una organza de seda natural confeccionada por su indumentarista José Polit, de En Hilo de Seda.

Esta joven de 26 años domina el inglés, castellano, valenciano e italiano, ya que vivió un tiempo en Módena y será una buena embajadora de las Fallas. Si bien hace años fue fallera de Espartero-Maestro Plasencia, hace un lustro recaló con toda la familia en la Mercé y ha dado la gloria a la comisión que en un futuro aspira a volver a Especial. Además, fue corte infantil en 2001, una gran cosecha ya que Begoña Jiménez y Carmen Sancho han logrado ser falleras mayores de Valencia y ahora ella continúa la buena racha.

Fotos

Vídeos