El túnel de la Gran Vía se cerrará a los peatones para evitar aglomeraciones

Paso interior del túnel de la Gran Vía, tras la reforma realizada./Jesús Signes
Paso interior del túnel de la Gran Vía, tras la reforma realizada. / Jesús Signes

Las restricciones de paso se aplicarán ya este fin de semana y desde el día 15 hasta San José en horario de siete de la tarde a dos de la mañana

Álex Serrano | lola soriano
ÁLEX SERRANO | LOLA SORIANO

El túnel de Gran Vía Germanías se cerrará al paso de peatones en los horarios de los espectáculos de iluminación fallerade las comisiones de Ruzafa. Así lo anunció ayer la concejal de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, que argumentó que se trata de una medida preventiva y con el firme objetivo de mejorar la seguridad de las personas y evitar posibles aglomeraciones en estos pasos inferiores.

Esta decisión ya fue recogida por LAS PROVINCIAS el pasado noviembre, puesto que en una reunión que el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, convocó con técninos municopales y los directivos de fallas en el centro deportivo de la Petxina, ya se advirtió que se barajaba esta medida para incrementar la seguridad durante las fiestas de Fallas.

Las restricciones de paso por el túnel se comenzarán ya a aplicar este fin de semana, concretamente desde mañana y hasta el domingo. Y se hará en los horarios próximos a los encendidos de las luces, concretamente desde las 19 horas y hasta las 2 de la madrugada. De cara a la semana que viene, no estará vigente los días 12, 13 y 14, pero se volverá a activar en los días centrales de Fallas, concretamente del 15 al 19 de marzo.

Más noticias de seguridad en las Fallas 2018

La concejal Anaïs Menguzzato explicó que la medida «tiene un carácter fundamentalmente preventivo, para mejorar la seguridad de las personas en unos días en los que desde hace años se observan grandes concentraciones en este emplazamiento con motivo de los espectáculos de iluminación de Ruzafa».

De hecho, esta medida ya se incluyó en el protocolo de la Junta de Protección Civil. A pesar de que las obras de reforma del túnel se han finalizado a tiempo, se ha considerado oportuno cerrar el paso de peatones «porque, según los informes que tenemos en Protección Ciudadana, el año pasado se llegó a contabilizar el paso de 3.000 personas al mismo tiempo. Estos uponía una concentración de ocho personas por metro cuadrado», indicó la edil.

Menguzzato detalló que «se trata de un paso peatonal que no está concebido para soportar una afluencia de público tan multitudinaria y que, además, se ha estrechado tras la reciente reforma que se ha acometido». Por ello, concluyó que «lo más aconsejable es cerrar el túnel durante los espectáculos de iluminación». Y es que la concejal ya indicó con anterioridad que en los momentos de más aglomeración en pasados años, la gente entraba en el túnel con carritos de bebés o bicicletas y se estrechaban los pasos. Además, como todavía no estaba hecha la reforma y no habían paneles para separar totalmente la zona de peatones del paso de coches, incluso había gente que saltaba a la zona de la calzada para tratar de adelantar poniendo su vida en riesgo.

El público que esté en el centro y quiera asistir a los encendidos de luces tendrá que andar un poco más y desplazarse o bien por la plaza de toros, en la calle Alicante, o por el puente de Amparo Iturbi.

Menguzzato detalló que harán campaña informativa poniendo lonas informativas de los horarios y días que se cierra el túnel. De igual modo, Ferrocarrils de la Generalitat también pondrá paneles de los horarios de cierre de las estaciones de Colón y Xàtiva.

Enfado entre los hosteleros

Los hosteleros del barrio de Ruzafa estaban ayer sorprendidos. Mucho. «Es una locura», dijo Diego Infante, presidente de la Asociación de Hosteleros de Ruzafa, que criticó que el cierre obliga a los visitantes del barrio a acudir al mismo a través de calles como Alicante, Castellón o Ruzafa por el norte o Matías Perelló o Peris y Valero por el sur. «Podrían haber habilitado el otro pasadizo y algunos irían por uno en un sentido y otros por el otro en el sentido contrario», propuso Infante. En opinión de los hosteleros del barrio, los más afectados por una medida que, temen, reducirá la afluencia de público en las fechas más multitudinarias para el barrio en Fallas, la decisión de cerrar el paso inferior de Germanías provocará «más aglomeraciones en el centro y en las cercanías de la plaza de toros». «¿Estamos locos?», se preguntó el hostelero. Los empresarios del barrio entienden las necesidades de seguridad en plena alerta terrorista, pero descartan por el momento pedir una reunión: «No nos recibirán, sólo se reúnen con quienes ellos quieren». Los hosteleros son conscientes de que no queda tiempo para modificar la decisión pero sí plantean propuestas alternativas de cara a las Fallas del año que viene.

Más noticias de las Fallas 2018

Fotos

Vídeos