Las Provincias

De los suelos de moqueta a la dureza del banquillo

Quien fuera presidente de Bancaja, Banco de Valencia y vicepresidente de Bankia ha pasado de estar entre la élite financiera española a ser investigado en tres de los grandes casos abiertos tras el estallido de la crisis financiera.

Caso Bankia. La Audiencia Nacional investiga a Olivas junto a otros 32 directivos por los supuestos delitos de falsificación de cuentas anuales y balances, administración desleal o fraudulenta, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida. El juez Fernando Andreu, que lo instruye desde 2012, sumó a la querella inicial de UPyD las presentadas por la plataforma 15MpaRato que les acusa de falsedad contable y estafa mercantil. También se investiga las responsabilidades y el conocimiento por parte de la dirección de irregularidades en la salida a bolsa del banco en 2011. Fuentes jurídicas advierten que es un caso complejo que desembocará en varios juicios distintos, al dividirse en piezas separadas varios de los temas que se investigan.

Operación Grand Coral. Fruto de su paso por la presidencia de Bancaja, Olivas es investigado como presunto cooperador en los delitos de apropiación indebida y administración desleal junto a otros directivos por la concesión de créditos sin las suficientes garantías para las promotoras del complejo hoteleros e inmobiliario Grand Coral en el caribe mexicano. El caso, por el que pasó el expolítico dos noches en el calabozo tras su detención el 30 de junio de 2015, continúa en instrucción en la Audiencia Nacional en manos de la juez Carmen Lareda.

Caso Banco de Valencia. Alrededor del mes de marzo se estima que sea interrogado por el juez instructor de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz junto al resto de consejeros y directivos investigados. Se le señala como responsable en el supuesto falseo de las cuentas de la entidad en 2009 y 2010, al tiempo que se analiza su relación como presidente del banco en otros ocho procedimientos por operaciones concretas abiertos por el Frob.