El fiscal pide dos años de cárcel para Semedo por encañonar a un empleado de una discoteca

Llaneza junto a Semedo el día de la presentación del luso como jugador del Villarreal. / efe/Doménech
Llaneza junto a Semedo el día de la presentación del luso como jugador del Villarreal. / efe/Doménech

El futbolista del Villarreal amenazó al trabajador del local con una pistola y le dijo que volvería si avisaba a la policía, según la denuncia de la víctima

A. RALLO/J. MARTÍNEZ

La fiscalía pide dos años de cárcel al futbolista del Villarreal Ruben Semedo por encañonar con una pistola a un empleado de una conocida discoteca de Valencia. Los hechos que motivaron su detención ocurrieron el pasado 19 de noviembre tras una noche de fiesta. Eran las ocho y media de la mañana y el deportista portugués se encontraba en el interior de un vehículo Mercedes, estacionado en las inmediaciones de la plaza de España, esperando a que saliera un hombre con que el que había discutido poco antes en el local de ocio.

Según la denuncia que presentó la víctima, Semedo se habría negado a abandonar la discoteca a la hora de cierre después de que le pidieran que abandonara el local. Cuando el futbolista vio en la calle al empleado del establecimiento, se aproximó a él y sacó una pistola que llevaba oculta debajo de la camiseta, según el relato del ministerio público. Semedo apuntó entonces con el arma al cuello de la víctima con la única intención de atemorizarla, presuntamente, y le dijo: «Ahora qué, llama a los de seguridad», según consta en las diligencias policiales. El hombre, asustado ante semejante amenaza, trató de pedir ayuda y cogió su móvil. El futbolista le quitó el teléfono y lo tiró al suelo para impedirle que lo usara. Antes de marcharse, todavía profirió otra amenaza: «Como llames a la policía volveré a por ti», según la denuncia que presentó la víctima.

El ministerio público considera que los hechos son constitutivos de un delito de amenazas graves, castigado con dos años de cárcel. Además, reclama una orden de alejamiento para que el deportista no puede acercarse a menos de 100 metros de la víctima ni de su lugar de trabajo, en este caso una discoteca de la calle San Vicente Mártir.

Este grave incidente no es el único que ha protagonizado en la ciudad de Valencia el futbolista del Villarreal CF. Como ya informó ayer LAS PROVINCIAS, la policía investigó a Semedo por otras supuestas amenazas en un local de ocio de la zona de Juan Llorens. En este caso también fue acusado de intimidar con una pistola a una persona, aunque no se pudo probar el delito. Este asunto se sigue en otro juzgado diferente. La Policía Nacional no ha encontrado el arma de fuego o simulada que supuestamente llevaba el central del equipo azulejero en los dos incidentes ocurridos en la ciudad de Valencia. Cuando sucedieron estos hechos en dos fines de semana, Semedo no estaba convocado para disputar los partidos de su equipo debido a una lesión en el tendón de su pierna derecha.

La supuestas amenazas con una pistola no tuvieron lugar en la puerta de un local de alterne de la calle Matemático Marzal, como se informó ayer. Según la denuncia de la víctima, los hechos que motivaron la detención del futbolista se registraron en la calle Julio Antonio, donde estaba estacionado el Mercedes, a escasos metros de la discoteca. El Villarreal fichó el pasado verano a Ruben Semedo (Amadora, 1994), uno de los defensores más prometedores de Portugal, tras pagar 14 millones de euros al Sporting lisboeta.

Más noticias

Fotos

Vídeos