Las Provincias

Bárbara carga contra Gran Hermano 17 tras su abandono

Bárbara carga contra Gran Hermano 17 tras su abandono
  • La alicantina critica que el concurso le comunicara el estado de salud de su padre sin tener permiso de la familia

Todos en el plató emocionados con el abandono de Bárbara de Gran Hermano 17 y la alicantina lanzando la bomba en pleno directo. "Hubiera preferido no saber nada. En tres semanas que está así mi padre no ha cambiado nada, me lo dicen ahora y sin que la familia quisiera", comentó Bárbara mientras le cambiaba la cara al presentador Jordi González. La ya exconcursante abandonaba la casa de Guadalix de la Sierra tras conocer, por parte de su exmarido, el grave estado de salud de su padre.

La decisión estaba tomada y ya se había llevado a cabo. Bárbara dejó este fin de semana de ser concursante de Gran Hermano 17. La llamada al confesionario con su exmarido al otro lado del teléfono para informarle sobre el estado de salud de su padre provocó que la alicantina se pensara en mover ficha para abandonar la casa. Según le comentaba su 'ex', el padre de Bárbara se encontraba en un delicado estado de salud, mientras le pedía que aguantara en la casa y antes cualquier cambio en el estado de salud sería informada de nuevo para que tomara la decisión que creyera oportuna. Esa información fue un mazazo en la participación de Bárbara.

Desde ese momento se le vio dándole vueltas a la cabeza pensándose si abandonar o continuar. Compartió la información con gente como Meritxell o Miguel, que rompió a llorar. Los concursantes decidieron firmarle una toalla para animar a la alicantina, pero su cabeza estaba ya más fuera que dentro de las paredes de la casa de Guadalix de la Sierra. Avisó de su decisión a pocos compañeros y la anunció en el confesionario. Cuando el 'súper' llamó a los concursantes para notificar la decisión de Bárbara, todos vieron que la alicantina no estaba ya en la casa. Se fue sin despedirse de Adara.

En el programa dominical de Gran Hermano presentado por Jordi González comentaron la decisión de Bárbara, mostrando vídeo tras vídeo cómo la alicantina tomaba la decisión y se marchaba 'escondida' sin hacer ruido. Pablo, exconcursante de Gran Hermano 17 y luchador final en la repesca con Fernando, rompía a llorar sabiendo cómo estaba su amiga Bárbara a la que llamó en directo accediendo a entrar telefónicamente al programa. Y soltó la bomba.

Jordi mostraba su cariño y afecto hacia Bárbara y ella contaba "todo lo que podía" sobre la salud de su padre. "Él no quería que yo fuera informada, le hizo jurar a mi madre que no me enteraría. Era su sueño el que yo fuera concursante. He sido informada tres semanas después y sin consentimiento de la familia. Nada ha cambiado desde que mi padre está así y yo aquí fuera no pinto nada ni puedo ayudar. Hubiera preferido no saberlo", declaró la ya exconcursante ante las miradas atónitas que crecían en el plató mientras el presentador intentaba justificar la decisión de Gran Hermano 17.

"Bárbara, el estado de salud no es el mismo. Ha habido un empeoramiento en estas tres últimas semanas y desde el concurso se creyó conveniente que fueras conocedora de una información como es esta", comentaba Jordi González. Pero Bárbara no aceptaba la postura del presentador comentando que la llamada de su exmarido se había producido sin el consentimiento de su familia y ante la decisión de la organización del concurso de que era él el que le trasladaba la información o sería Gran Hermano 17 el que facilitaría a la concursante el estado de salud de su padre.

Puedes ver el vídeo completo aquí.