Las Provincias

Los noruegos que han conquistado Valencia

Un concierto de Kakkmaddafakka. :: arenal sound
Un concierto de Kakkmaddafakka. :: arenal sound
  • Kakkmaddafakka ha hallado en la Comunitat un público fiel que le sigue desde hace años

Cualquier promotor ratificaría lo dificil que puede resultar traer a España a un músico internacional que no sea Springsteen o los Rolling. Los aficionados a la música independiente ven cómo artistas de todo el mundo programan extensas giras que no paran en nuestro país. Mucho menos en Valencia, que con la rutina festivalera, se va olvidando de las salas de conciertos.

Hay un caso que resulta excepcional, el del grupo Kakkmaddafakka. La banda noruega ha conseguido hacerse con un público fiel en la ciudad, lo que le ha permitido en los últimos años actuar una decena de veces. Mañana volverán a hacerlo, en la sala Wah Wah, donde presentarán su nuevo disco, 'KMF'.

Su relación con Valencia empezó en la sala Murray, con un aforo bastante limitado. Traerlos era una apuesta. El grupo se dio a conocer en nuestro país tan solo unas semanas antes, cuando las radios de música independiente empezaron a pinchar 'Restless', una canción pegadiza y festiva con un sonido y elegancia propios del norte de Europa. La primera gira por España tuvo un éxito modesto, el suficiente para repetir. Con el paso de los meses, y con un directo lo suficientemente potente como para quedarse en la memoria musical de muchos, decidieron volver. Y hubo una tercera vez, lo que propició una legión interesante de seguidores. La confirmación de su éxito llegó de la mano de festivales como el Arenal Sound, que buscaba trasladar la energía de sus bolos al gran público. Otra vez, una apuesta bien pensada.

A horas de que vuelvan a actuar en Valencia, relatan a LAS PROVINCIAS su relación con la ciudad y con el público. Dicen que les encanta la paella, la arquitectura futurista y el clima, como a la mayoría de los turistas. Sin embargo, insisten en que su cariño a nuestras tierras viene de la gente: «El público de Valencia es guay, sabe bailar, cantar y pasárselo bien. No pedimos más». «Cuando vamos, no tenemos mucho más tiempo que el de la comida, la prueba de sonido y el concierto; pero nos gusta salir y escuchar la música alta en los coches y a la gente dentro bailando», añaden.

¿Cómo ha conseguido este seguimiento un grupo independiente noruego? Bolo a bolo, festival a festival. Kakkmaddafakka conectan como nadie con la fuerza y las ganas de baile del público joven valenciano. Tres discos después de un single pegadizo, pueden presumir (como muy pocos grupos) de contar con un público fiel que ha agotado todas las entradas del concierto de mañana.