Detenido en Sagunto un marroquí acusado de captar combatientes para el Dáesh

Agentes de policía conducen al detenido, en la operación antiterrorista de esta mañana en Sagunto. / J. Signes

El sospechoso está acusado de reclutar en 2014 a un joven que mató a 33 iraquíes en un atentado suicida

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Otra operación contra el terrorismo islamista se saldó el lunes con la detención de un marroquí acusado de captar a compatriotas para que se unieran a la lucha del Dáesh. La Policía Nacional arrestó en Sagunto a Mohamed A., de 47 años, dedicado al adoctrinamiento y traslado de combatientes yihadistas, presuntamente, a las zonas de conflicto, y registró su casa durante varias horas en un edificio de la calle Albalat.

El hombre arrestado, que se encuentra en situación irregular en España, es el principal responsable del reclutamiento y envío a Irak en noviembre de 2014 de un joven marroquí, de 26 años, que mató a 33 soldados iraquíes y causó decenas de heridos con un camión lleno de explosivos, según informó el Ministerio del Interior. El terrorista suicida vivía con su familia en Sagunto y cometió el sangriento atentado tan solo un mes y medio después de su llegada a Irak.

Durante el tiempo que ambos marroquíes residieron en Sagunto, el joven islamista dormía de manera habitual en el domicilio del hombre detenido en un piso de la calle Albalat, junto a la piscina municipal y cerca de los juzgados, en una operación de la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional de Valencia. Según las investigaciones policiales, Mohamed A. le proveía de manera incesante de vídeos de atentados cometidos por Dáesh y de propaganda de esta organización terrorista.

Con sus actividades de adoctrinamiento, Mohamed A. actuaba «como caja de resonancia de los mensajes e instrucciones que Dáesh lanza a sus integrantes para una mayor difusión y consecución de sus objetivos», según informaron ayer fuentes del Ministerio del Interior. Además, el marroquí detenido era un potente instigador «capaz de crear el caldo de cultivo idóneo para que cristalicen de manera efectiva en la mente de los nuevos adeptos la idea de cometer atentados terroristas», según señalaron las mismas fuentes.

Tras protagonizar luego comentarios de exaltación al terrorista suicida, el detenido continuó con su labor de captación y adoctrinamiento de jóvenes marroquíes de su entorno. Mohamed A. se reunía con ellos en su domicilio tras adoptar estrictas medidas de seguridad para que la policía no detectara su actividad yihadista. Además, Mohamed actuaba como referente de estos jóvenes en internet, aleccionándolos no sólo en el acceso a los contenidos más reservados de Dáesh, sino también en cómo tenían que eliminar su rastro en la red para evitar que pudieran ser detectados por los policías y guardias civiles expertos en este tipo de delitos telemáticos.

Operación policial contra el yihadismo en Sagunto / LP

El detenido mostraba una personalidad asocial. Su aislamiento y falta de integración le llevaban a evitar todo tipo de contacto con aquellos que no profesan su religión en los mismos términos que él. Con las personas que residen en su finca era amable pero parco en palabras, aunque en la última reunión en el patio del edificio se comprometió a ayudar al presidente de la comunidad de vecinos, un anciano de 87 años, en las labores de mantenimiento de las escaleras y el rellano, como cambiar bombillas y otras tareas sencillas. «Una vez al mes subía un montón de garrafas de agua. Alguien le ayudaba. Creo que iban a una fuente a llenarlas», afirma una vecina de la finca. «La verdad es que nos ha sorprendido su detención. Veíamos subir mucha gente a su casa, pero no pensábamos que podía ser un yihadista», añade la mujer.

Otro vecino del edificio asegura que escuchaba desde su casa los rezos de Mohamed durante los días del ramadán. «Nunca tuvo un comportamiento extraño ni violento con nosotros. Es poco hablador pero no es conflictivo ni causa problemas. Lo único es que algunas veces se olvidaba de los gastos de la finca, pero luego pasaba por el banco y pagaba en efectivo la deuda», explica el hombre.

La operación antiterrorista, que continúa abierta, se está desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción número 1 y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, tras una ardua investigación de la Brigada Provincial de Información de Valencia y la Brigada de Información de Sagunto de la Policía Nacional.

Medio centenar de policías participaron en el operativo. Los agentes del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES) irrumpieron en el piso de la cuarta planta en pocos segundos y detuvieron al presunto yihadista. Eran las seis de la madrugada. Mohamed estaba durmiendo. En la operación también participaron policías del TEDAX-NRBQ, el grupo de técnicos especialistas en desactivación de artefactos explosivos y de expertos en emergencias nucleares, así como agentes de la Policía Científica y de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR).

Dos días después de su detención, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz dejó en libertad, a petición de la Fiscalía, al vecino de Sagunto, aunque le imputa delitos de carácter terrorista y debe comparecer semanalmente en el juzgado más próximo a su domicilio, entregar su pasaporte y no puede salir del país. Durante el registro de su casa, los agentes encontraron varios archivos con contenidos pedófilos que ya se han enviado a un juzgado de Sagunto por si procede abrir una investigación por un presunto delito de pornografía infantil.

Desde el 26 de junio de 2015, fecha en la que el Ministerio del Interior elevó a 4 el nivel de alerta antiterrorista (NAA), las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han detenido a 206 presuntos terroristas yihadistasen operaciones realizadas en España y en el extranjero. La mayoría de los arrestados están acusados, como el vecino de Sagunto, de captar a jóvenes magrebíes para adoctrinarlos con propaganda yihadista con la intención de que comentan atentados en Europa o viajen a Siria o Irak para unirse al Dáesh.

Más noticias de yihadismo en la Comunitat Valenciana

Fotos

Vídeos