Las Provincias

La mitad de los valencianos sufre obesidad y la tendencia sigue al alza

La mitad de los valencianos sufre obesidad y la tendencia sigue al alza

  • Los expertos avisan de que se ha perdido el estilo de vida tradicional y piden hacer un trabajo conjunto para evitar enfermedades futuras

Alrededor del 53% de la población de la Comunitat Valenciana padece sobrepeso o, incluso, obesidad, una tendencia que desde hace varias décadas crece sin freno y que acrecienta los problemas de salud y reduce la expectativa de vida. Así lo avisó el especialista en Endocrinología y Nutrición del hospital universitario de San Juan y coordinador del Plan de Diabetes encargado por la Conselleria de Sanidad, Francisco Pomares, durante la presentación del programa 'Municipios con estilo de vida mediterráneo', que promueven la Diputación y la Cámara de Comercio. Además de los presidentes de estas instituciones, César Sánchez y Juan Bautista Riera, estuvieron presentes en el acto los alcaldes de Ibi, Rafael Serralta; Dénia, Vicent Grimalt; Torrevieja, José Manuel Dolón; y el concejal de Elche, José Pérez, además del vicepresidente y diputado de Presidencia, Carlos Castillo, así como la jefa de Sección de Endocrinología y Nutrición del Hospital Ramón y Cajal, Clotilde Vázquez..

Según los datos que maneja Pomares, el 38% de los valencianos y valencianas presenta sobrepeso y otro 15% llega al punto de padecer obesidad -que «es muchísimo»- mientras que solo un tercio de la población cuenta con un peso «normal».

Estos porcentajes son similares al resto de España pero el especialista llama la atención sobre el hecho de que se produzcan en una de las regiones donde, teóricamente, se debería seguir en mayor medida la dieta mediterránea. «Lo cierto es que se ha perdido mucho el estilo de vida mediterráneo porque no se ha promocionado lo suficiente y ahora hay que hacer un trabajo desde la base: la escuela, la familia, el barrio, los clubes deportivos, ayuntamientos y desde cualquier ámbito», reclama el experto.

El porcentaje de sobrepeso y obesidad ha crecido en torno al 25% en las dos últimas décadas tanto en España como en la Comunitat Valenciana, fundamentalmente porque se han adquirido dietas alimenticias más grasas que la mediterránea y ha alertado de que esta tendencia sigue en aumento. «Se está perdiendo el estilo de vida mediterránea y, por ejemplo, los niños ahora comen apenas frutas y verduras, y cada vez pierden más horas de actividad física por el sedentarismo», señaló.

Como consecuencia, más del 14% de los valencianos tienen diabetes, de los cuales 8% «lo sabe» y alrededor del 6,8% «lo desconoce», grupo éste último conocido entre los médicos como el de los «diabéticos no diagnosticados». Además, el 33% de las personas tienen actualmente valores de glucosa en sangre saludables pero ligeramente más altos de lo normal, por lo que muchos de ellos acabarán sufriendo esta dolencia si llevan un estilo de vida sedentario y sin una alimentación adecuada.