https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El West Ham adelanta al Valencia en la carrera por Maxi Gómez

Maxi Gómez celebra un gol ante el Barcelona. / afp
Maxi Gómez celebra un gol ante el Barcelona. / afp

La entidad de Mestalla se agarra a su acuerdo con el Celta y el uruguayo y al deseo de Santi Mina de volver a Vigo

JUAN CARLOS VILLENAVALENCIA.

El West Ham aterrizó ayer en Vigo en un avión privado para fichar a Maxi Gómez. Esa es la fotografía que confirmó la información del desembarco del club inglés para torpedear el acuerdo al que ya habían llegado todas las partes interesadas en una operación que, antes de la ofensiva del club de la Premier, iba a llevar al delantero uruguayo al Valencia a cambio de 14,5 millones de euros fijos, 1,5 en variables, Santi Mina y la cesión de Jorge Sáenz. Los tres jugadores implicados, en sus entornos personales, ya daban el acuerdo por cerrado pero la irrupción del West Ham ha sido tan intensa que, en el actual minuto y marcador, el club inglés ha adelantado en la partida de cartas al Valencia. De lo contrario ayer se hubieran firmado todos los documentos del acuerdo al que se llegó el jueves y la operación a tres bandas se hubiera hecho oficial.

¿Quiere decir esto que Maxi Gómez no fichará por el Valencia?. No. Como en toda partida de cartas, la última mano será clave. Por el mismo razonamiento que el anterior, si el West Ham hubiera convencido ayer al Celta y al delantero ya se habría descartado la opción de Mestalla. No es así. Maxi Gómez, según confirmaron fuentes conocedoras de la negociación a este periódico, sigue queriendo respetar su palabra y jugar en el Valencia. El delantero, que disfruta de sus vacaciones tras terminar la Copa América, tiene ahora toda la presión. Algo que, por cierto, también juega en contra de los intereses valencianistas.

La empresa que lleva la representación de Maxi Gómez es Stellar Group Limited. Liderada por Jonathan Barnett, con nombres en su cartera como el de Gareth Bale, ha subido en el escalafón de las agencias futboleras hasta subir al piso de Jorge Mendes. En la sede londinense de Barnett se han cerrado buenos acuerdos para equipos como el West Ham, el Tottenham o el Everton. El agente de Maxi Gómez facturaría más dinero si la operación se cierra con el club de la Premier, que ayer puso encima de la mesa 40 millones y que no descarta llegar al precio de la cláusula del futbolista, 50 millones. El sueldo del jugador también sería superior al que le ofrece el Valencia. Más dinero, más comisión que en los 16 millones que, como máximo, estaba pactada la operación con el Valencia, puesto que de los 'cromos' de Santi Mina y Jorge Sáenz la agencia no ve un céntimo.

Emisarios del club inglés viajan a Galicia en avión privado y no descartan pagar la cláusula

La entidad de Mestalla se sigue agarrando al acuerdo con el Celta, con Maxi Gómez y al deseo de Santi Mina, que también debe presionar a la entidad de Vigo para que no salte por los aires el acuerdo, de regresar a casa. Felipe Miñambres, director deportivo del Celta, reconoció el jueves durante la presentación de Denis Suárez que tienen un acuerdo con el aún delantero del Valencia. Ayer fue el propio Mina, en declaraciones a la Televisión de Galicia, el que dio un paso al frente: «Todo el mundo sabe que estoy a punto de venir al Celta pero no está hecho porque en el fútbol pueden dar muchas vueltas. Ahora mismo pertenezco al Valencia, pero está claro que hay un interés muy fuerte del club donde he jugado toda mi vida, que es el Celta. Esperemos que al final se resuelva de la mejor forma posible para mí y para el club».

Mina visitó el Campus Denis Suárez y habló sin tapujos como un celtiña más, reconociendo que «pinta muy bien» una delantera con el propio Suárez y Aspas «aunque el nombre no te asegura nada» a la hora de entrar en un once titular. Eso sí, tiene claro que todos ellos tendrían que ganarse el puesto en el once de Escribá porque «el nombre no te asegura nada» y dejó claras sus intenciones: «He jugado Champions, he ganado un título con el Valencia y he marcado goles en Champions, pero al final un futbolista lo que quiere es jugar, salir todos los domingos al césped y darlo todo. Y el interés que está mostrando el Celta por mí es grandísimo. Esa es mi casa, si he llegado al Valencia ha sido gracias al Celta. Si al final se dan las cosas lo daré todo para demostrarle que no se han equivocado».

Mientras continúa el culebrón, que seguro tendrá nuevas entregas este fin de semana, el Celta ya ha presentado al sustituto de Maxi Gómez, demostrando que en esta operación es el que tiene las cartas ganadoras con el uruguayo, puesto que lo venderá al Valencia más dos jugadores o al West Ham, sin contar a algún invitado más a la fiesta que se pueda colar, por más dinero. Gabriel Fernández afirmó ayer en su presentación que tiene similitudes con respecto a la pieza a la que viene a reemplazar: «Tenemos un parecido. Maxi también es corpulento, grande. Mi sistema de juego es parecido. Tengo bastante movilidad y si Dios quiere haré goles. Estoy muy motivado para poder igualar los números de Maxi. Nada me lo impide, lo tengo todo en mis manos».

El acuerdo del jueves entre el Valencia, que elevó su primera oferta en dinero de los 10 a los 16 máximos, y el Celta estaba tan hilvanado que en las dos temporadas de cesión de Jorge Sáenz se habían estipulado cláusulas liberatorias entre el primer y el segundo año, opciones de compra y el mantenimiento del 50% de los derechos del Tenerife. Todo eso, junto al destino de Santi Mina, depende de que Maxi Gómez cumpla su palabra y firme el acuerdo que pactó con el Valencia.