https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

Marcelino: «Lim sabe que trabajamos para que el Valencia esté siempre entre los mejores de Europa»

Marcelino posa ante un mural con jugadores míticos del Valencia, ayer en la Ciudad Deportiva de Paterna. / Manuel Molines
Marcelino posa ante un mural con jugadores míticos del Valencia, ayer en la Ciudad Deportiva de Paterna. / Manuel Molines

El entrenador del Valencia exculpa a Rodrigo de la falta de gol: «Se siente súper responsabilizado y no debe asumir una mayor responsabilidad que sus compañeros»

Pedro M. Campos Dubón
PEDRO M. CAMPOS DUBÓNValencia

Al Valencia le cuesta arrancar, pero Marcelino está tranquilo. Confía plenamente en su plantilla.

-¿Por qué el Valencia no marca goles?

-Porque no tenemos un porcentaje de efectividad bueno, porque podríamos tener un número de llegadas mayor y así se propiciarían más situaciones de gol. Pero somos optimistas porque confiamos en los jugadores que tenemos, tienen capacidad.

-¿Es sólo falta de acierto o hay más?

-No me ceñiría sólo a los delanteros, todo el equipo tiene que ayudar a generar ocasiones de gol. Los jugadores de banda también tienen un rol importante en el último pase y las llegadas. Es cierto que los delanteros van a mejorar en eficacia, en ganar duelos. Sólo llevan un gol cada uno pero al final de la primera vuelta irán a unos registros normales para ellos.

-¿La suplencia de Rodrigo ante al Barça fue un toque de atención?

-Rodrigo es un jugador muy importante, no sólo a la hora de hacer gol sino de sus participaciones en campo contrario, que nos da más fluidez y llegada. En transiciones de contraataque es un jugador muy importante. Empezó muy bien la temporada, luego por error nuestro le acumulamos muchos esfuerzos. Pensamos que eso fue un cansancio físico y mental para él. Unido a los dos partidos que jugó con la selección en un plazo muy corto de tiempo, tras un Mundial y que se incorporó tarde, el ponerlo muchos minutos le ha provocado un cansancio físico y mental. Hemos empezado a dosificar sus participaciones, es el delantero que más ha jugado de todos y en nuestra idea y la suya está volver a su mejor nivel. Por su elevada autoexigencia no se encuentra a la máxima fluidez. Lo va a conseguir. Se siente súper responsabilizado y él no debe asumir mayor responsabilidad que sus compañeros.

-La mejora del equipo ha ido por fases. Primero el equipo recibía goles y eso se ha arreglado con Paulista y Garay enormes, con Kondogbia y Coquelin se ha ajustado el centro del campo, y ahora falta la delantera. ¿Cuándo cree que estará a tope?

-Es una cuestión de tiempo. En líneas generales el equipo está por encima de los puntos obtenidos. Tuvimos 45 minutos malos en el campo del Espanyol, el resto nos faltó continuidad pero no fuimos un equipo que mostrara dejadez ni vulnerable. No nos generaban muchas ocasiones de gol. Es cierto que la presencia de Kondogbia o Coquelin en el campo es muy importante porque el resto de centrocampistas tienen características más ofensivas que defensivas y si les pedimos cumplir con esas tareas, les resta en lo que son fuertes. Arriba es donde más jugadores nuevos tenemos, dos llegaron muy fuera de forma, Batshuayi y Guedes, y otros como Gameiro o Cheryshev tampoco tuvieron pretemporadas normales.

-El Valencia ahora mismo es un equipo bipolar (cuarto equipo menos goleado y segundo que menos marca). A alguien tan perfeccionista como usted una disfunción como esta le debe generar urticaria, ¿no?

-Sí (sonríe). No preveíamos esta situación en el aspecto ofensivo. Estamos seguros de que tenemos un gran potencial ofensivo y tener sólo seis goles a favor no entra en nuestro cuadro.

-El cuarto, al menos, debe ser el objetivo del Valencia. ¿Empieza a preocupar el estirón del Sevilla, líder siete puntos por encima, que será el gran rival por el cuarto?

-Van ocho jornadas, nos quedan treinta. Si faltaran diez partidos sí sería definitiva. Ahora debemos ocuparnos de ser más solventes en todos los apartados del juego y recuperar la eficacia goleadora, que te permitirá sumar de tres en tres. La visión a largo plazo nos puede confundir y ahora debemos ser mejores como equipo. Las victorias son las que confirman la mejoría.

-¿El club le ha exigido ser cuarto para que no se desmorone el proyecto económico o no le han planteado exigencias concretas?

-No nos la ha puesto, pero todos los profesionales del Valencia nos debemos de imponer ese objetivo. Sabemos en el club que estamos, lo que logramos la temporada pasada. Es cierto que no teníamos la Champions y es una competición que absorbe y que intentamos que no nos distraiga. Pero el equipo se ha reforzado con jugadores importantes, hemos conservado los que la temporada pasada resultaron casi determinantes en el objetivo final. Tenemos que estar luchando por esa cuarta posición, debemos de asumirlo.

-Antes del partido del Barça se reunió con Lim. ¿Qué le dijo?

-Siempre nos ha demostrado un gran cariño pero todos sabemos cuál es la exigencia que tenemos. Y él sabe que tiene un cuerpo técnico que es ambicioso, que se autoexige al máximo, que entiende la mejora permanente como norma de trabajo y que quiere ayudar a que el Valencia sea un equipo, de forma continuada, de los mejores de Europa. Debemos jugar la Champions temporada tras temporada.

-¿Alguna vez le ha llamado directamente para hablar con usted de fútbol o sigue el protocolo?

-No, con Anil y Mateo tenemos un relación constante, sincera, cercana. Somos los que en el día a día manejamos la situación y son las vías de interlocución que tenemos.

-¿Apostará por la Copa o lo ve como un torneo sin exigencias?

-Ahora nos interesa ganar al Leganés, lo necesitamos. Luego la Champions, que también es muy importante. Cuando venga la Copa lo afrontaremos con el ánimo de ganar. El Valencia no debe renunciar a ninguna competición. Hicimos una plantilla competitiva para eso.

«No podíamos acceder a una inversión similar a la que hizo el Barça por Alcácer y era difícil que nos lo cediera»

-Cuando el Valencia compite de tú a tú con Manchester y Barça se dispara el optimismo.

-Nosotros no ganamos y la afición sigue animando. Estamos en una dinámica de que todo nos cuesta pero saldremos reforzados de la situación.

-¿La vida es mejor con Kondogbia?

-Kondogbia a un alto nivel es un jugador muy importante. Este inicio de competición ha sido complicado para él porque no pudo hacer la pretemporada como sus compañeros, luego vino un proceso de lesión, jugar con problemas. Hasta ahora su proceso de competición ha tenido siempre problemas. Y si no tenemos a él en el campo, necesitamos a Coquelin. Son jugadores con un perfil de posicionamiento muy importante. Jugando con Wass, Carlos o Parejo, son de otro perfil, y ahí el complemento es más problemático y estos jugadores tienen que hacer otras tareas que les privan de sacar lo mejor de ellos.

-¿Por qué hace mejor al resto? ¿Eleva a Parejo el nivel que ya tiene?

-Complementa mejor a sus compañeros. No creo que uno haga mejor otro, pero si son complementarios ayuda a ambos y al funcionamiento del equipo.

-¿Cree que Parejo está peor que la temporada pasada?

-Cuando hacemos una comparación siempre recordamos a ese futbolista en su mejor momento. Dani se ha visto influenciado en su rendimiento y quizá en algunos partidos no ha estado a su mejor nivel, pero es reconfortante saber que en los dos últimos partidos vimos al Dani de máxima capacidad, que nos ayuda a ser mejores porque él en su mejor nivel hace que el Valencia tenga un fútbol más fluido, más preciso.

-La afición pide a Carlos Soler por el centro. ¿Existe un plan a largo plazo sobre el canterano para que finalmente ocupe esa posición?

-Con la edad que tiene es muy importante que juegue en las máximas posiciones posibles. En los partidos que jugó en el centro este año tuvo una presencia superior a la que nos ofreció el año pasado y eso nos dice que está en el camino correcto.

-¿Con Murillo es sólo una cuestión de rendimiento o de actitud?

-Su actitud es inmejorable, no tengo ninguna queja. Es un chico que acepta vivir el momento que le toca, ofreciendo una actitud que no puedo reprocharle lo más mínimo.

-¿Si a inicio de verano le dicen que va a tener esta plantilla hubiera firmado o piensa que le falta algo?

-Sí, sin ningún tipo de dudas. Está por encima de las previsiones que teníamos en junio.

-¿Le hubiera gustado Alcácer para la delantera? ¿Se llegó a plantear?

-No podíamos acceder a una inversión similar a la que hizo el Barça por él y era muy difícil que el Barça nos cediera a este futbolista dos años después, lo mismo que pasó con André Gomes. Era algo muy difícil.

-¿Qué me dice del VAR?

-Yo creo en la justicia y si podemos aprovecharnos de las nuevas tecnologías para que el trabajo sea más justo, bienvenido sea.

-Dígame sus referentes.

-Para mí Sacchi es mi primera referencia y Benítez la segunda. Luego coges de otros entrenadores. Es indudable que Guardiola tiene que ser una referencia, Simeone también. Ves lo que lograron y con diferentes estilos de juego. No todos pensamos lo mismo y esa variedad es lo que hace bonito el fútbol.

-De Sacchi dicen que el fútbol ocupaba todos los minutos de su día. ¿A usted le pasa igual?

-Soy bastante obsesivo durante la competición. Me cuesta mucho desconectar. No tengo eso de llegar a casa y ahora me toca la familia, mi mujer o disfrutar de otras cosas. En plena competición no lo consigo. Mi obsesión es ser mejor, buscar soluciones para el equipo, afrontar cada partido teniendo un dominio sobre el rival.

-Hemos podido ver las charlas de Luis Aragonés con la selección. ¿Cuando llegan los partidos es más de incidir con frases motivadoras o en cuestiones tácticas?

-Hay frases para todo. Siempre hay algún matiz táctico que recuerdo y también una influencia a nivel de estado de ánimo favorable.

-Por último, si usted fuera un socio del Valencia, ¿qué le diría, pediría o aconsejaría a Marcelino?

-No escatimo ningún esfuerzo en el trabajo ni para buscar soluciones. Le diría: 'Marcelino, ayuda al equipo para que ganemos partidos'.

 

Fotos

Vídeos