https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Rodrigo, víctima de los caprichos del Atlético

Rodrigo, por delante de Guedes y Paulista. / j. signes
Rodrigo, por delante de Guedes y Paulista. / j. signes

Marcelino, con tan solo un punto, no puede prescindir del delantero | Correa continúa sin entrenarse con la plantilla rojiblanca a tres días para que se cierre un mercado que incordia a los técnicos

JUAN CARLOS VALLDECABRES

valencia. Se acaba el tiempo y a tres días de que el mercado de verano apague las luces, Rodrigo Moreno y el Valencia -sobre todo el 'de aquí'- siguen zambullidos en un mundo de oscuridad y desconcierto. Y lo peor es que las consecuencias empiezan a ser irremediables. Sólo hay que ver la clasificación y repasar qué ha pasado en estas dos jornadas disputadas. Valencia: 1 punto y al borde de entrar en puesto de descenso. Atlético de Madrid: 6 puntos y segundo clasificado. ¿Quiere esto decir que este balance es consecuencia de todo lo que está pasando con Rodrigo? Pues no... o sí. Que le pregunten a José Carrascosa, sicólogo de la primera plantilla blanquinegra, si un futbolista es capaz de blindarse al cien por cien de todo lo que sucede a su alrededor cuando cada día se habla de su futuro y, además, rendir al 110% como Marcelino siempre exige.

Los entrenadores cada vez protestan más de esta situación tan atípica de mercado en la que no hay por donde cogerla. A Marcelino, por ejemplo, se le plantea este fin de semana un nuevo debate interno que en un mercado lógico no cabría lugar. El técnico asturiano tendrá que decidir entre hoy y mañana qué postura escoge esta vez con Rodrigo: si lo pone de titular como pasó contra la Real Sociedad para que rinda entre poco y nada, o lo deja este domingo en el banquillo como hizo frente al Celta la semana pasada aunque cuando salió pareció aportar cierta viveza. Tal y como se desenvolvió Maxi Gómez en Balaídos, aún con Rodrigo funcionando a medio gas desde el punto de vista mental, el internacional español tiene plaza asegurada en el once junto a Gameiro. El francés, por cierto, aunque se entrenó ayer al igual que Gabriel Paulista, llega a esa cita contra el Mallorca bajo mínimos.

Con esos ingredientes tiene Marcelino que escorar al Valencia hacia la victoria si no quiere correr el riesgo de calcar esos 2 puntos que llevaba la temporada pasada en la tercera jornada. Al equipo le costó un mundo recuperarse. Y eso que el año pasado no se vivió un capítulo tan estridente como el que le ha tocado vivir al mejor delantero que tiene la plantilla. De Rodrigo y de su padre -aunque es Jorge Mendes el que lo maneja todo- nada se sabe desde aquella enigmática carta de tufillo a despedida. El silencio, al menos, no añade más enredo a las filtraciones y declaraciones que desde Italia y Madrid sobre todo se hacen. Que Miguel Ángel Gil Marín diga simplemente que lo de Rodrigo es «imposible» no es sinónimo de definitivo, sobre todo sabiendo que Correa continúa sin entrenarse con el Atlético. Mientras uno -Correa- espera en la grada, a Rodrigo le toca jugar. Lim estará hasta el día 2 disponible. Eso invita a pensar que el Valencia se puede quedar sin Rodrigo y sin recambio.

En Italia se apunta que el Valencia ofrece tres millones por la cesión de Hysaj y 18 por la compra

Algo parecido puede pasar con el tema del lateral derecho. El Valencia sigue al ralentí. Quiere a Hysaj pero le está costando convencer al Nápoles. En Italia se habla de unas cifras bastante fuertes: 2,7 millones de sueldo neto (firmaría por 5 años), tres millones por la cesión más otros 18 a la compra es lo que ofrecería el Valencia. Mientras, otro lateral como Matteo Darmian (29 años) conseguía rescindir con el United y firmar cuatro años con el Parma.

El Valencia va a ser protagonista en este final de mercado. Tienen que salir Salva Ruiz (el Dépor pendiente), Jason (Getafe se diluía) y un Sobrino que se ha convertido en uno de los pinchazos del año. Al menos la UEFA -además de limitar a 70 euros la entrada para la afición visitante- autorizó a que los clubes puedan inscribir el día 3 a los jugadores en las competiciones europeas.