https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Rodrigo, rehén de la operación Correa

Rdorigo, en el interior de su coche tras entrenarse este miércoles en solitario en la ciudad deportiva. / montañana

El delantero seguirá entrenándose en solitario en Paterna hasta que el Atlético pague el traspaso | El internacional tuvo que regresar ayer a Paterna, tras despedirse el martes de sus compañeros, al estar encallada la venta del argentino al Milan

JUAN CARLOS VILLENA

Rodrigo Moreno regresó ayer a Paterna a primera hora de la mañana para sorpresa de unos compañeros que se habían despedido del delantero el martes, al llegar el Atlético a un principio de acuerdo con el Valencia, representado en la operación por el agente Jorge Mendes y no por su director general Mateo Alemany, para el traspaso del jugador por 60 millones de euros que se haría efectivo en cuanto el conjunto madrileño cerrara la venta de Correa al Milan por 55. Con esa premisa, Rodrigo vació su taquilla y abandonó por última vez, o eso creía él en ese momento, la ciudad deportiva valencianista. Ayer tuvo que regresar, con un coche del club y no con el suyo particular, y repetirá la escena, para entrenarse en solitario junto a un fisio en el gimnasio, hasta que se cierre su traspaso. Un giro rocambolesco e impropio de un equipo de Champions a tres días del arranque de la temporada.

El traspaso de Correa al Milan no logró desbloquearse el martes por la tarde ni ayer por más que el agente del jugador, Agustín Jiménez, y Miguel Ángel Gil, consejero delegado del Atlético, intentarán cerrar la operación con el conjunto italiano, que seguía dispuesto a un máximo de 40 millones más 5 en variables. El conjunto madrileño necesita la liquidez de ese traspaso, o de él más el de Kalinic, para pagar al Valencia. Mientras eso no ocurre Correa volvió a entrenar ayer con el conjunto colchonero en Majadahonda a las órdenes de Simeone. Un escenario distinto al que tiene Marcelino en Paterna, que no 'debe' hacer entrenar a Rodrigo junto a sus compañeros. Otro signo más de que todas las órdenes de la operación las lleva en primera persona Meriton, que ha delegado en Jorge Mendes la gestión de la misma. Si el técnico asturiano y Mateo Alemany tuvieran poder de decisión en el 'caso Rodrigo', el internacional seguiría entrenando con sus compañeros y convocado para el partido del sábado ante la Real Sociedad. Una postura de fuerza como la que el Atlético tuvo el pasado verano en la operación que llevó a Gameiro al Valencia, llevándose al francés a la gira veraniega para tensar la cuerda. En este caso con el precio del traspaso tasado y pactado por Mendes con el Atlético, con el visto bueno de Lim, y supeditado a la venta de Ángel Correa al Milan, el margen de maniobra del club, entendiendo por el mismo a sus gestores, es nulo.

La tasación de los futbolistas es algo que también ha ayudado a crispar los ánimos del director general y el entrenador, aunque el pacto de Singapur quedó dinamitado desde el momento en el que los dos fueron conocedores de la operación una vez estaba pactada. Los informes técnicos no entienden que se tase sólo en 5 millones más un delantero internacional con España y que viene de ganar la Copa del Rey, marcando en la final, a cinco días del inicio de la Liga y para reforzar a un rival directo por la Champions que otro que es el descarte del Atlético y que se marchará al Calcio.

Simeone hace entrenar a su futbolista mientras Marcelino tiene que ver al suyo en el gimnasio

El último giro del culebrón, y que puede elevar el nivel de tensión a ratios insostenibles, puede ser la entrada en escena de André Silva. El delantero del Milan está descartado, por perfil y dudas físicas, no pasó el reconocimiento médico con el Mónaco en julio, en los planes del Valencia para reforzar la delantera. Sí que aparece en los de Jorge Mendes puesto que puede cerrar un traspaso a tres bandas y, a su vez, ayudar a que se desbloquee la situación de Correa. El Milan ha tasado en 30 millones a Silva y en el escenario de una venta por esa cifra, en este caso al Valencia, estaría dispuesto a llegar a los 55 millones que demanda el Atlético por Correa. Sería el 'combo' perfecto para Jorge Mendes, que cerraría una operación global de 145 millones, con su correspondiente comisión. Alemany y Marcelino volvieron a reunirse ayer en Paterna, Rodrigo intentó esquivar a los periodistas a su salida y el pacto de Singapur, dinamitado desde el momento en el que Jorge Mendes está ejerciendo de director general simbólico en el traspaso de Rodrigo, ha dado paso a un nuevo modelo de gestión.