https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Los plazos para la salida de Alemany del club se acortan

Mateo Alemany, aún director general del Valencia./DAMIÁN TORRES
Mateo Alemany, aún director general del Valencia. / DAMIÁN TORRES

Pese a que Lim le dio un «ok» al director general cuando le trasladó que retomaba sus funciones, todo indica que dejará el cargo próximamente

REDACCIÓNVALENCIA

Mateo Alemany vive en una montaña rusa. Poder deportivo plenipotenciario en la mejor época reciente del Valencia, caído en desgracia junto a Marcelino, devuelto a su cargo de director general y ahora con las horas contadas en Mestalla. Todo indica que el balear saldrá de la entidad blanquinegra en los próximos días. Esta es la sensación que tiene él mismo. El «ok» que recibió de Peter Lim cuando le trasladó que retomaba sus funciones ejecutivas se ha quedado en un simple mensaje sin contenido. Porque nadie del club le ha trasladado cuáles son sus nuevas ocupaciones. Espera y desespera.

El dirigente, cansado de aguardar un mensaje del propietario del Valencia tras pedirle que le recibiera en Singapur para llegar un acuerdo y dejar el club, le escribió un SMS –el magnate no tiene Whatsapp– en el que le informaba de que volvía a ejercer su cargo después de varias semanas fuera del día a día. Lim le contestó de modo afirmativo. Alemany incluso comentó que se iba a poner en contacto nuevamente con los ojeadores del Valencia para conocer el trabajo que se estaba realizando y, además, que hablaría con el entrenador, Albert Celades, para iniciar una relación entre las dos piezas deportivas principales del Valencia.

Pero nada de ello ha ocurrido. El dirigente se ha quedado en un limbo que no está dispuesto a mantener. Sólo ejerció de cara visible del Valencia en la previa del encuentro ante el Ajax en Liga de Campeones, donde anunció que daría una rueda de prensa para explicar su situación. En estos momentos se encuentra en su tierra de días libres a la espera de que se acabe su periplo valencianista. Cuando Lim ejecutó la destitución de Marcelino, Alemany consideró que su etapa estaba finalizada, ya que pese a ser un alto ejecutivo del club, se enteró de la noticia casi por la prensa. Ni se le consultó ni se le informó. Lim decidió que los fichajes y las salidas eran cosa suya –con la ayuda de su amigo Mendes– y el balear captó el mensaje. No me quiere.

En los últimos días ha sido visto conversando con el presidente, Anil Murthy, en Paterna. Pero nada le ha trasladado de su futuro próximo, que entiende que será el mismo que Pablo Longoria. Un acuerdo económico para que deje su cargo. Justamente, el jueves se hizo oficial que Javier Gómez dejará su empleo como vicepresidente de LaLiga. Y para sustituir al expresidente del Valencia el nombre que más suena es el de Mateo Alemany, una persona de la máxima confianza de Javier Tebas. Hay que reseñar que este fue quien recomendó el balear a Peter Lim. ¿Y quién será el sustituto de Alemany cuando se marche? Hace varias semanas sonó Carlos Suárez, expresidente del Valladolid y que ahora vive en Londres, mientras que para la parcela deportiva el nombre que apareció fue Robert Fernández, exfutbolista del Valencia y que ejerció este mismo puesto en el Barcelona.