https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Murthy acude a Paterna a dar explicaciones al vestuario

Marcelino, durante la sesión de entrenamiento matinal en Paterna. / juan j. monzó
Marcelino, durante la sesión de entrenamiento matinal en Paterna. / juan j. monzó

El equipo se alinea públicamente con Alemany, que come con el entrenador y la plantilla tras reunirse con el presidente

LOURDES MARTÍValencia

Anil Murthy acudió ayer a Paterna para dar explicaciones a la plantilla del Valencia CF. El presidente tardó algo más de 45 minutos en detallar al vestuario y a Marcelino García Toral los motivos de la crisis que podría terminar con Mateu Alemany lejos del club blanquinegro. El mandatario singapurense expuso las razones del cisma a un grupo de futbolistas unido. Un vestuario aliado entre sí, con su entrenador y con Alemany.

Las desavenencias entre el director general blanquinegro y Peter Lim llegaron a un aparente punto de no retorno el pasado domingo. José Luis Gayà acababa de levantar el trofeo 'Cinco Violinos' tras vencer al Sporting de Lisboa, Cheryshev sonreía por haber vuelto a los terrenos de juego tres meses después y Ferran Torres volvía a casa con la medalla de oro del europeo sub-19. Qué poco dura la alegría en casa del pobre. O en casa del Valencia. Dani Parejo, con ocho temporadas en club blanquinegro ya lo sabe por eso fue el primero en dar el paso al frente en redes sociales. Defendió el capitán blanquiengro el trabajo «dentro del campo». No fue el único. Le siguió Rubén Uría, segundo entrenador del Valencia, quien publicó una foto fundiéndose en un abrazo con Jaume Doménech tras la final de Copa. No hacían falta palabras. Gabriel Paulista y Rodrigo Moreno continuaron con los mensajes subliminales. Ellos eligieron una foto del autobús descapotable con el que sacaron a la calle a miles de valencianistas para celebrar un título demasiados años después. «Familia», escribieron ambos.

El equipo merecía una explicación y que se le escuchara. En este caso lo urgente también era lo importante por eso se retrasó la sesión preparatoria programada a las 9:30 horas. Los futbolistas fueron los primeros en llegar, entre ellos Ferran Torres a quien las felicitaciones por su campeonato se le harían demasiado cortas. A las nueve en punto llegó Anil Murthy para cumplir con su obligación y un cuarto de hora más tarde, apareció Marcelino. Es poco habitual que el preparador acuda tan tarde a Paterna pero también lo es que lo haga con el rostro tan serio. Tras el cónclave y mientras el presidente abandonaba Paterna, el técnico asturiano intentaba darle normalidad a la mañana. Salió el primero al césped de la ciudad deportiva y dio órdenes a sus jugadores. Que fuese un poco más tarde de lo habitual no le cambió los planes de entrenamiento. Tras el trabajo en el césped, el equipo se ejercitó en el gimnasio. A distinto ritmo que el resto lo hizo Ferran Torres. El de Foios llegó el lunes del Europeo pero considera que ya tuvo vacaciones por lo que se incorporará poco a poco.

Otro que intentaba realizar su cometido con normalidad es Pablo Longoria. Después de reunirse el lunes con Alemany y Murthy ayer se puso el 'mono' de faena, cogió el portátil y se fue a su despacho de Paterna. Una vez finalizado el entrenamiento matinal, el que puso rumbo a la ciudad deportiva fue Alemany, donde se reunió con Marcelino y Longoria y comió con todo el grupo deportivo que se ha fortalecido en su unión estos días.

El director general abandonó las instalaciones pasadas las cinco de la tarde y volvió a insistir en que se seguirá trabajando para llegar a un acuerdo: «Queremos cerrar esta crisis lo más rápidamente posible. Aquí cada uno defiende lo que cree que es mejor para el club y muchas veces entendemos que es una cosa y otros otra y hay distensiones. Estoy centrado no sólo en lo mío sino en cerrar esta situación que no me gusta para el Valencia. Siempre he querido quedarme».