https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Así es el Krasnodar, rival del Valencia en la Europa League

Ferran Torres, durante el partido en Mestalla contra el Celtic de Glasgow. / juan j. monzó
Ferran Torres, durante el partido en Mestalla contra el Celtic de Glasgow. / juan j. monzó

El Valencia se juega un puesto en cuartos de final ante el equipo ruso

TONI CALERO

Andrés Palop fue el maestro de ceremonias en Nyon y, de paso, el hombre de la suerte para el Valencia. El de l'Alcúdia, con tres Copas de la UEFA en su palmarés y ahora entrenador del Ibiza de Amadeo Salvo, fue removiendo bolas como si estuviera poseído por el espíritu de Marcelino García Toral. El técnico no quería españoles y ahí estuvo Palop para materializar el deseo. El técnico -es cierto que no lo dijo- prefería evitar a Chelsea, Arsenal, Nápoles o Inter de Milán y también fue certero el exguardameta. Ocho papeletas desplegó Palop hasta dar con la del Valencia CF. Respiración contenida y a los tres segundos, la solución: el FC Krasnodar como rival por un puesto en los cuartos de final de la Europa League.

Sin pasajes de excesiva confianza, algo que sucedió en la vuelta ante el Celtic y costó un buen cabreo a Marcelino, el Valencia tiene plantilla para estar entre los ocho mejores del torneo. El Krasnodar no es ninguna sorpresa porque ya fue capaz de ganar al Sevilla en la fase de grupos y en la última ronda despachó al Bayer Leverkusen, pero a pesar de las advertencias, el equipo ruso no está al nivel de los blanquinegros. Sin duda, el factor más negativo para el Valencia dentro de la eliminatoria -además de las bajas- es que tendrá que jugar la vuelta en Rusia. La ida se disputará en Mestalla el 7 de marzo (21 horas) y la vuelta en el Stadion Krasnodar (14 de marzo) a las 18:55.

En su afán por llegar a Bakú, Azerbayán, donde este año se juega la final de la Europa League, el Valencia tendrá que pasar por Krasnodar, una ciudad del sur de Rusia que cuenta más de 1.300 kilómetros de distancia con Moscú. Hace 11 años, el oligarca Serguéi Galitsi fundó el FC Krasnodar, que en este breve espacio de tiempo se ha convertido en uno de los clubes más poderosos del país. De hecho, el rival valencianista acumula cinco temporadas clasificándose para la Europa League y ahora se encuentra peleando la Premier League rusa con el Zenit, que tiene un punto más en la tabla. El año pasado, Galitsi entregó el poder deportivo a Murad Musayev, un entrenador jovencísimo (35 años) cuyo buen gusto por el fútbol de toque le ha dado grandes resultados.

El Villarreal se enfrenta al Zenit y al Sevilla le toca uno de los más débiles: el Slavia de Praga

Con una plantilla que suma casi 100 millones de euros de valoración en el mercado, el FC Krasnodar fue capaz de conseguir el pase a los octavos ante el Bayer Leverkusen. Y eso que los rusos están en pleno parón liguero, un factor que a priori concede ventaja al Valencia en la eliminatoria. El Krasnodar jugó su último partido en la Premier League el 9 de diciembre (empató en casa ante el Ufa) y a partir de ahí sólo ha participado en tres choques de la Europa League y cuatro amistosos para refrescar las piernas.

Musayev tiene en el sueco Viktor Claesson a su futbolista más influyente del equipo, al menos en cuanto a la parcela ofensiva se refiere. Yuri Gazinski (compañero de Cheryshev en la selección) es el organizador del Krasnodar, que cuenta con buenos jugadores como Suleymanov, los sudamericanos Pereyra, Ramírez y Ari o los guardaespaldas en el centro del campo de Gazinski, Wanderson y Kaboré. Musayev, por cierto, padece la baja del díscolo Pavel Mamev, en prisión preventiva desde octubre por gamberrismo y agresión.

Al Valencia le tocó en suerte al Krasnodar y aún mejor fue el sorteo para el Sevilla, que se medirá al Slavia de Praga en un desplazamiento mucho más cómodo. El Villarreal completó el doble enfrentamiento valenciano-ruso, puesto que peleará con el Zenit de San Petersburgo con la vuelta en La Cerámica. Dos de los favoritos, Chelsea y Arsenal, se enfrentan a Dinamo de Kiev y Rennes, verdugo del Betis, respectivamente. La eliminatoria más igualada la disputan Inter de Milán y Eintracht de Frankfurt; y las dos últimas son Dinamo de Zagreb-Benfica y Nápoles-Red Bull Salzburgo.

Más