https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Jaume, el orgullo de Almenara

Jaume Doménech, durante el partido de Copa del Rey contra el Betis. / txema rodríguez
Jaume Doménech, durante el partido de Copa del Rey contra el Betis. / txema rodríguez

El guardameta afronta el sábado el partido más importante de su carrera

TONI CALERO VALENCIA.

José Vicente Forment, además de un histórico del Valencia, es un habitual del campo de La Corona. Allí, en las afueras de Almenara, ha visto pasar a cientos de futbolistas defendiendo los colores del equipo del pueblo. En más de una ocasión ha coincidido con Jaume Doménech, su ojito derecho. No hay conversación posible sobre la plantilla actual que dirige Marcelino en la que el exfutbolista blanquinegro no incluya a Jaume. Como sea. Estas semanas, con más motivo. El portero (28 años) va a afrontar el sábado en el Benito Villamarín el partido más importante de su carrera.

«Tiene moral para darnos a todos, eso está claro. Estoy más nervioso yo que él», apunta riendo Forment. Y es cierto. Jaume lleva dos temporadas asumiendo a la perfección su rol, con Neto jugando Liga, Champions y Europa League. El de Almenara nunca rechista, se entrena al máximo y, cuando le toca ponerse bajo palos, cumple. Este curso vivió dos noches complicadas en la Copa del Rey y en la ronda decisiva contra el Betis fue un muro para los verdiblancos. «Se merecía la oportunidad porque está que se sale y tiene mucha motivación», analiza Forment, autor del inolvidable gol al Celta que posibilitaría la Liga de 1971 conquistada en Sarriá. «Cuando ganamos el título, el cura y el alcalde vinieron para pedir que el autobús parara en Almenara», apuntaba Forment en una entrevista para este periódico que se publicó con motivo del centenario.

El regreso del Valencia a una final once años después de tocar el cielo en el Vicente Calderón es motivo suficiente para que en Almenara el partido del sábado se vaya a vivir en comunión. Pantalla gigante y un pueblo entero empujando a Jaume. «No es lo mismo entrenar que jugar. El día del Huesca (2-6 para el Valencia) ya tenía claro que Jaume debería haber empezado como titular. Pero bueno, va a llegar con ritmo porque al menos ha estado estos dos últimos partidos de Liga», explica Forment.

Al exfutbolista le quita el sueño Leo Messi, uno de los pocos jugadores capaces de sentarle frente al televisor para ver el fútbol. «Si Messi está bien, va a ser muy difícil, eso está claro. Dicen que no llega muy bien a un partido y en un minuto, mete dos goles», concede Forment. Acto seguido le invade un pensamiento más optimista recordando que el estilo de juego del Valencia, «y el ánimo» le dan posibilidades de conquistar el título contra el Barça. «Sinceramente, creo que vamos a dar guerra al Barcelona».

A Forment, que obviamente firma el 2-1 a favor del Valencia, no le importaría demasiado que la final del Benito Villamarín se decidiera en la tanda de penaltis. «Y ya ahí, que Jaume le pare el definitivo a Messi», apunta. Ocurra lo que ocurra, a Forment nadie le va desviar ni un centímetro en su tremendo apoyo a Jaume Doménech, orgullo de Almenara y heredero en el pueblo del sentimiento que Forment despertó en su día vistiendo la camiseta del Valencia.

Más