https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Duelo con la Premier por Maxi

Maxi Gómez celebra un tanto en Liga contra el Barcelona./AFP
Maxi Gómez celebra un tanto en Liga contra el Barcelona. / AFP

El uruguayo, objetivo del Valencia, ya se ha despedido de sus compañeros del Celta

T.C.J.VALENCIA

Maxi Gómez en el horizonte. El Valencia pelea por el futbolista uruguayo, un delantero del agrado de Marcelino García Toral y que saldrá este verano del Celta sí o sí. Maxi (22 años) tiene decidido que no va a vestir más la camiseta del conjunto vigués y, al término de la temporada, se despidió de sus compañeros. El objetivo del ariete uruguayo es jugar en un equipo de Champions League y su anhelo encaja con la idea de los técnicos valencianistas respecto al jugador. Los principales problemas para el Valencia son el precio (tiene una cláusula de rescisión de 50 millones de euros) y los contrincantes, porque ya en el mercado de invierno el West Ham estuvo cerca de pagar un dineral por Maxi Gómez y en estos meses se han ido incorporando más pretendientes a la lista del delantero.

El presidente del Celta admitió que Maxi Gómez ha rechazado ampliar su contrato con el club vigués

El charrúa sigue los movimientos respecto a su futuro desde la concentración de Uruguay. Maxi Gómez es un fijo en la selección y prepara estos días la Copa América. Es consciente el jugador que hay una puja abierta por hacerse con sus servicios porque, desde luego, no ha desaprovechado el tiempo en la Liga española. El Celta contrató a un jovencísimo Maxi (20 años) en mayo de 2017. En su primer curso jugó 39 encuentros y firmó 18 goles; cifras superiores a las que ha alcanzado esta última campaña (13 tantos en 36 partidos). El Celta retuvo al uruguayo el pasado verano, pero ya conoce la intención de Maxi de cara a la próxima temporada. «Nos hemos sentado con Maxi Gómez y su hermano. Le hemos hecho una propuesta de ampliación de contrato, pero no la veían», declaró Carlos Mouriño, presidente del club vigués, la pasada semana.

Maxi es el gran valor del Celta en el mercado (Iago Aspas no está en venta) y los gallegos quieren exprimir al máximo la negociación. De momento, prácticamente están plantados en los 50 millones de cláusula del uruguayo, que finaliza contrato en junio de 2022. Ayer por la tarde, 'Radio Galega' informaba de que Maxi Gómez y el Valencia tenían casi alcanzado el acuerdo y además, en esa información se apuntaba a que Santi Mina puede entrar en la operación para abaratar considerablemente el coste del traspaso.

La cláusula del delantero es de 50 millones de euros y en Vigo apuntan a que Santi Mina puede entrar en la operación para abaratarla

Mina, exjugador del Celta, es importante en la rotación de Marcelino. Tanto de titular como cuando le ha tocado asumir el papel de revulsivo, el delantero cumple con las exigencias del técnico. Perder a Mina, teniendo en cuenta que Rodrigo Moreno tiene muchas opciones de salir, significa acudir de nuevo al mercado de fichajes para firmar un delantero que asuma el rol de Mina en la idea de Marcelino. El gallego posee un valor de mercado de 25 millones de euros, mucho fútbol por delante (cumple 24 años en diciembre) y acumula dos años seguidos cuajando buenas actuaciones. Esta última temporada, con 13 goles y 6 asistencias en 2.706 minutos. Mina dejó diez millones de euros en las arcas del Celta (2015) pero la grada de Balaídos no se tomó muy bien su marcha. De hecho, al delantero le silban habitualmente cuando ha vuelto a jugar en el estadio vigués con la camiseta valencianista. En el Celta, por cierto, también se ha interesado por Fran Villalba, que regresará a Mestalla este verano tras su cesión en el Numancia y puede salir a un Primera para continuar adquiriendo experiencia.

Los 30 millones, cifra clave

El manejo de los tiempos va a ser clave en este arranque de mercado para el Valencia. Los ingresos de la Champions han aliviado la economía del club blanquinegro, pero sigue necesitando vender activos antes del 1 de julio. Mateo Alemany admitió que la bolsa de la Liga de Campeones «rebaja sustancialmente» la cifra inicial de 42 millones. Son 30 'kilos' los que necesita el Valencia en las próximas semanas. Eso, sin tener en cuenta la posibilidad de contratar a Maxi Gómez para evitar que se decante por otro club. Si el Valencia apostara a lo grande por el uruguayo y decidiera actuar rápidamente, se vería obligado a 'sacar' de la plantilla a uno o varios jugadores importantes.